El departamento de policía de Los Ángeles ha sacado a la luz una serie de fotografías de su archivo que muestran cómo era la ciudad el siglo pasado: asesinatos, sospechosos, accidentes de tráfico… Las fotografías que los agentes y equipos forenses tomaron entre 1925 y 1970 han estado durante años abandonadas en un almacén, y ahora se pueden ver expuestas durante un tiempo limitado.

Policías investigando un cuerpo bajo un puente del río de Los Angeles – 1955 |

Todo comenzó cuando el fotógrafo Merrick Morton consiguió tener acceso exclusivo al archivo fotográfico de la policía de Los Ángeles. Allí se encontró varios negativos que iban a ser destruidos por riesgo de incendio, dado su estado de descomposición. Pero Morton logró salvar algunos y los guardó en cajas con conservación en frío para poder examinarlos. Junto con sus compañeros de la galería Fototeka, de la que es fundador, pasó horas buscando entre las cajas para intentar revelar esos negativos ocultos al público durante tanto tiempo. Tras un proceso de investigación, clasificación y cuidado exhaustivo, se han podido rescatar unas 80 fotografías en blanco y negro que parecen sacadas de una película de gánsteres.

Robo en una joyería que terminó con la muerte de un espectador – 1932 |

Tomadas a partir de 1925, las fotografías van acompañadas de títulos originales de los registros policiales y periódicos de la época, mostrando un pedacito de la historia de la ciudad californiana. De sorprendente nitidez, permiten ver cómo era el día a día de los agentes y detectives, incluso muestran los métodos que usaban para su entrenamiento.

Fotografía archivada de un vagabundo - 1935 |

Así, teatralizaban escenas del crimen con todo detalle, como la que se puede ver en una foto de 1935, en la que sale una mujer que yace, pretendiendo estar muerta, entre una cámara, un cuchillo, unos guantes y otras pistas. Por eso desde Fototeka explican que, al ver la exposición, “a menudo uno se encuentra una sorprendente sensación de inocencia y formalidad y, a veces, una sensación surrealista rezuma de la teatralidad ambigua”.

Detectives calculando la trayectoria de una bala – 1934 |

El resto de fotografías corresponden a casos reales, desde asesinatos y robos, hasta redadas rutinarias, agresiones o infracciones de tráfico. Muchas de ellas pertenecen a la División de Investigaciones Científicas, el laboratorio de criminología más antiguo del país, y muestran huellas en armas, cuerpos, escenas del crimen y demás evidencias forenses.

 Víctima de un asalto posa para la cámara – 1 de junio de 1934 |

Una de las secciones más simpáticas enseña una serie de fotografías tomadas durante controles de alcoholemia, en la que los conductores tratan de andar recto o parecer lo más sobrios posible. En definitiva, una colección de fotografías única, expuesta al público por primera vez tras casi caer en el olvido, que nos traslada al Los Ángeles del siglo pasado en el que los criminales vestían de traje y los detectives llevaban sombrero. La exposición The Art of the Archive: Photos from the LAPD Archive lleva activa en la Lucie Foundation desde el 10 de julio y se puede visitar hasta el 11 de agosto.

Mujer bajo arresto – 4 de febrero de 1949 |