Baleares

Ultimátum de Vox al Govern balear: amenaza con tumbar los presupuestos si no recibe los 20 millones de euros para la libre elección de lengua

Los ultraderechistas aseguran que no apoyarán las cuentas autonómicas si no aceptan su enmienda para aplicar el plan lingüístico el próximo curso

Defienden que la cifra no es negociable, recordando lo que pasó con el techo de gasto

Los diputados de Vox durante un pleno del Parlament.

Los diputados de Vox durante un pleno del Parlament. / B. RAMON

Andrés Martínez

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Vox vuelve a desafiar la estabilidad del Govern balear a través de un ultimátum para la aprobación de los presupuestos. Los ultraderechistas son muy claros: o el Ejecutivo acepta incluir la partida de 20 millones de euros para aplicar la libre elección de lengua en el primer cuatrimestre del próximo curso o Vox tumbará las cuentas autonómicas. A pesar de que desde el Partido Popular consideran que la cuantía que exigen sus socios "es elevada", estando dispuestos a estudiar una cifra menor, fuentes de Vox apuntan a que los 20 millones no son negociables y amenazan con volver a actuar como lo hicieron con el techo de gasto. 

Una advertencia que llega después de que los ultraconservadores hayan roto relaciones con los populares a nivel nacional, dejando en el aire su apoyo en los presupuestos de aquellas comunidades donde están fuera del gobierno como es precisamente el caso de Balears. Así, desde Vox expresan que ya aceptaron que su propuesta estrella se lleve a cabo de forma optativa a través de un plan piloto, por lo que no están dispuestos a ceder que la libre elección de lengua durante el primer cuatrimestre del curso 2024/2025 no cuente con un presupuesto de 20 millones de euros. 

Por parte del Govern, desde el primer momento se han mostrado muy reacios a la cifra que han puesto encima de la mesa sus socios, argumentando que es muy complicado cuantificar una partida sin conocer el número de colegios que querrán aplicar la propuesta. "Se nos hace muy difícil concretar por necesidad una partida cuando todavía no sabemos los centros que se adherirán al plan piloto", expresó el portavoz del PP en el Parlament, Sebastià Sagreras.

Una idea que compartió también el portavoz y vicepresidente del Ejecutivo, Antoni Costa. "Nos parece una cifra elevada para un cuatrimestre. La Conselleria de Educación no está en disposición de cuantificar el impacto de la libre elección de lengua porque no sabemos la petición de centros educativos que querrán formar parte. Sin embargo, no estamos cerrados a la negociación", expresó ayer Costa tras el Consell de Govern. Cabe recordar que el acuerdo firmado entre PP y Vox reconocía que la libre elección de lengua hasta los ocho años entrará en vigor el próximo curso "en los colegios que sea posible" y para el resto de cursos se hará un "plan piloto voluntario" de desdoblamientos de grupos en las horas no lingüísticas.

No se fían del PP

Los ultraconservadores no se fían de que el Partido Popular quiera esperar a conocer el número de centros adscritos al plan lingüístico para fijar una cifra ya que consideran que, una vez tengan aprobados los presupuestos, destinarán el dinero que crean conveniente sin tener en cuenta sus exigencias. Por ello ven imprescindible fijar la cuantía que aporta su enmienda y aseguran que no van a regalar su votos si no se cumple con el acuerdo de gobernabilidad. 

De hecho, dicha amenaza empezó a cobrar fuerza el pasado lunes cuando Vox votó en contra en la ponencia de las cuentas autonómicas, junto al resto de la oposición, del centenar de enmiendas que habían presentado los populares en el Parlament, por lo que de momento no forman parte del texto final del Ejecutivo. Una postura que contrasta con la del propio PP, quién decidió abstenerse respecto a las enmiendas registradas por los ultraconservadores.

La votación en contra de Vox en primera instancia obliga al Govern a negociar durante las próximas semanas a través de las comisiones un acuerdo para incorporar dichas enmiendas al articulado final de los presupuestos. En este contexto, los ultraderechistas se niegan a negociar nada si no le dan los 20 millones, por lo que el Govern deberá tomar una decisión antes del Debate de Presupuestos, previsto para celebrarse entre el 19 y 21 de diciembre.

La enmienda de 20 millones de euros que ha presentado la formación ultraderechista tan solo comprende un cuatrimestre del curso, por lo que la cantidad anual que esperan destinar para esta medida sería alrededor de los 60 millones. En relación a cómo han calculado este presupuesto, defienden que ha sido a través de conversaciones con asociaciones, patronales y diferentes entidades educativas.