Elecciones 23-J

Pactos PSOE: ¿Qué le piden los partidos a Pedro Sánchez para investirle presidente?

DIRECTO | Quién ha ganado las elecciones generales 2023 en España

Pedro Sánchez

Pedro Sánchez / JOSÉ LUIS ROCA

Miguel Ángel Rodríguez

Miguel Ángel Rodríguez

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Las urnas han arrojado una aritmética parlamentaria muy compleja para la gobernabilidad de España. El PP de Alberto Núñez Feijóo, con 134 escaños, se ha quedado lejos de obtener la mayoría absoluta con Vox (33) que les permitiría gobernar, y Pedro Sánchez deberá recurrir a todos sus socios habituales para lograr ser investido presidente del Gobierno. Este escenario es el más probable, pero el líder del PSOE deberá negociar con media decena de partido y algunos de ellos tienen claro que no le pondrán las cosas fáciles.

Sumar

La vicepresidenta segunda del Gobierno y líder de Sumar, Yolanda Díaz, ha dejado claro por activa y por pasiva que su intención es revalidar el Ejecutivo bicolor.  "A partir de mañana vamos a gobernar mejor", dijo este domingo tras conocerse los resultados. Así, los 31 escaños que ha cosechado la también ministra de Trabajo están asegurados en una hipotética investidura de Sánchez, ya que ambos dirigentes han insistido en su objetivo de volver a sellar una coalición. Por el momento, Díaz no ha puesto ninguna condición y aunque el acuerdo se prevé fácil, a nadie se le escapa que reclamará una parte del Gobierno y firmar un acuerdo programático.

ERC

ERC se dejó en estos comicios seis de los 13 escaños que logró en 2019. Sin embargo, aún con siete diputados, siguen siendo esenciales para la investidura de Sánchez. Aunque hace cuatro años se abstuvieron para facilitar que el líder socialista permaneciera en la Moncloa, los republicanos catalanes se han convertido en socios habituales del Gobierno de coalición y salvo puntuales encontronazos han aprobado la gran mayoría de normas emanadas del Ejecutivo.

Ahora, su 'sí' tiene un precio mayor. "Las fuerzas progresistas españolas deberán de afrontar un dilema: O Catalunya o Vox. Si quieren gobernar su país, deberán respetar el nuestro", dijo su portavoz en el Congreso, Gabriel Rufián, este domingo. ERC quiere acordar con Junts un precio conjunto a Sánchez y este pasa por acabar con el déficit fiscal en Catalunya, el traspaso de Rodalies y la descongelaciónm de la mesa de diálogo.

Junts

La pieza más difícil de cuadrar es la de Junts. La formación ha obtenido siete diputados, uno menos de los que lograron en 2019, cuando se presentaron en coalición con el PDeCat, y su portavoz en la Cámara baja, Míriam Nogueras, ha asegurado que no hay precio que valga para su 'sí' en un investidura: "No me temblará el pulso, no haremos presidente a Sánchez a cambio de nada". No obstante, durante el debate celebrado en TV-3 entre los cabezas de lista de los partidos en Barcelona, planteó a las demás fuerzas progresistas no investir a ningún presidente del Gobierno si no transfiere las competencias a Catalunya para hacer un referéndum acordado sobre la independencia. Con su abstención sería suficiente.

EH Bildu

EH Bildu ha obtenido su mejor resultado desde que se presentara por primera vez en 2011, logrando seis escaños y superando al PNV. La formación abertzale, que se abstuvo en la anterior investidura de Sánchez, ha evitado en todo momento poner condiciones a su apoyo al líder socialista. Este domingo, el coordinador general del partido, Arnaldo Otegi, ha asegurado que ofrecerá sus votos para frenar al "bloque reaccionario" de PP y Vox. "No somos equidistantes, cumplimos con nuestra palabra: no habrá gobierno del bloque reaccionario en el Estado español", sentenció, sin querer añadir si habría alguna condición.

PNV

El PNV, que ha obtenido cinco escaños, uno menos que en 2019, ya apoyó la investidura de Sánchez hace cuatro años a cambio de un acuerdo programático compuesto por 12 puntos. El portavoz de la formación en el Congreso, Aitor Esteban, defendió en el debate a siete de la pasada semana que su 'sí' para otra hipotética investidura requeriría de alcanzar un nuevo pacto con medidas concretas. El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, afirmó este domingo que gestionarán sus cinco escaños "conjugando el binomio de defensa de Euskadi, por un lado, y de consolidación y avance de los principios democráticos, por otro". Esteban reiteró que los votos del PNV "son para Euskadi". Así, se entiende que les servirá con un acuerdo programático.

BNG

El BNG ha revalidado el escaño que logró en 2019 y que también fue indispensable para que Sánchez fuera investido presidente. Ahora, la portavoz nacional del partido, Ana Pontón, ha dejado claro que ofrecerán su 'sí' para evitar un gobierno de PP y Vox, aunque ha pedido "una negociación en la que se impulse la agenda gallega, que se avance en derechos y libertades y que llegue a buen puerto y que podamos seguir colaborando; que avancemos en soluciones de los gallegos y que evitemos ese riesgo de una repetición electoral".