Comunidad de Madrid

Ayuso impide a Bolaños subir a la tribuna del Dos de Mayo pero hace sitio a Feijóo

El ministro de Presidencia resta primero importancia a la polémica por "artificial" luego acusa al Gobierno regional de incumplir la ley

Ayuso impide a Bolaños subir a la tribuna del 2M

VÍDEO: EUROPA PRESS

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

La Comunidad de Madrid ha optado por guardar las formas entre las cuatro paredes de la Real Casa de Correos y colocar una silla en primera fila para el ministro de Presidencia, Félix Bolaños, en el acto del 2 de mayor organizado por el Gobierno regional en la Real Casa de Correos. Pero fuera, en la ofrenda floral y el acto cívico militar, donde los actos son frente a los ciudadanos y no solo autoridades y representantes públicos, no ha habido espacio para la cortesía, solo para Margarita Robles. Desde el PP y la propia Comunidad, aunque sin poner voz públicamente a las críticas, han alimentado durante estos últimos cuatro días una guerra de protocolos y por el protagonismo del acto, pero en el Gobierno y en el PSOE intentan ahora rebajar el nivel de decibelios y frenar el protagonismo que ya de por sí tiene Isabel Díaz Ayuso.

Pero una cosa es lo que el ministro de Presidencia, Félix Bolaños, ha dicho públicamente al terminar la entrega de medallas, otra lo que ha sucedido inmediatamente después cuando se acercaba el momento de subirse a la tribuna y otra diferente lo que el equipo de Bolaños ha terminado diciendo. La guerra que por un momento parecía aplacada ha ido subiendo en crispación. "Lamento decepcionar porque no voy a dedicar ni un segundo" a la polémica, han sido las primeras palabras del ministro. Pero en el acto militar, en bastidores, justo en las escaleras de subida al escenario, se ha visto cómo Bolaños intentaba subir y el equipo de protocolo de la Comunidad de Madrid, al mando de la organización del evento, ha frenado sus intenciones. Quien en cambio sí estaba allí junto a Ayuso, Robles, el Jemad y el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, ha sido Alberto Núñez Feijóo, a quien la Comunidad sí ha invitado y reservado un espacio como líder de la oposición. Por fin, las palabras de fuentes cercanas al ministro tras lo sucedido fuera, en la Puerta de la Real Casa de Correos: “Con estas cosas demuestran el PP demuestra que se cree que Madrid es su cortijo. Ha sido un incumplimiento de ley y de la lealtad institucional”.

Respuesta del Gobierno

Desde el Gobierno tenían ya el mensaje preparado para lanzarlo a los medios: "La Comunidad de Madrid incumple el Real Decreto 2099/1983, en el que se aprueba el Ordenamiento General de Precedencias en el Estado, no dejando a un ministro del Gobierno de España subir a la tribuna de la parada militar que conmemora la Fiesta del 2 de Mayo". Y han seguido así: "El PP hoy se ha saltado las normas más básicas de nuestro Estado democrático y de derecho. Lamentamos la instrumentalización política que ha hecho el PP de la fiesta de la Comunidad de Madrid faltando, incluso, al deber básico de lealtad institucional".

Los argumentos del Partido Popular no se han movido de sitio en toda la mañana, son los mismos que llevan deslizando todo el fin de semana: "Robles hizo una petición, su equipo escribió diciendo que quería asistir y la respuesta lógicamente es que no hay problema. Pero Bolaños quiso imponer su presencia, su equipo de protocolo solo preguntó cuál era su sitio" sin haber sido previamente invitado, insisten fuentes del PP de Madrid. Para el equipo de Bolaños, en cambio, al comienzo de la mañana esta era solo una “polémica artificial” que “desvía la atención de la fiesta de los madrileños y pone la atención en la presidenta”. 

La precedencia de los ministerios

Decenas de ciudadanos han pitado a Bolaños cuando ha llegado a la Puerta del Sol. El ministro ha entrado en la Real Casa de Correos acompañado de Robles y ambos se han dirigido a la primera fila de la sala, donde desde primera hora aparecía una de las sillas con una pegatina con el nombre del titular de Presidencia.

Faltaban aún 15 minutos para el inicio del acto y han estado charlando con los invitados. Fuentes del Ministerio de Presidencia han restado a esa hora importancia al choque protocolario, también al hecho que Bolaños no participe en la parada militar y en el homenaje a los Héroes del Dos de Mayo. Fuentes del equipo de Bolaños aseguran que es “lo normal” en el acto cívico-militar, ya que por orden de creación de los ministerios Defensa es más antiguo que Presidencia. Bolaños ya se había hecho a la idea de que no iba a participar en la colocación de la corona de flores a los homenajeados, porque se iba a encargar de hacerlo Robles junto a Ayuso y Almeida, pero no así a no salir en la foto de la tribuna.

Fotografía del acto cívico-militar del 2022. El año pasado, Bolaños sí participó en el homenaje del Dos de Mayo junto a Ayuso y Almeida.

Ayuso, Bolaños y Almeida, en el homenaje a los muertos del Dos de Mayo, en 2022. / EFE

La oposición madrileña

"Lecciones de protagonismo las justas", decía Alfonso Serrano, número dos de Ayuso, que durante estos días pasados ha alimentado la polémica como secretario general del PP. En el otro lado, la oposición madrileña, que en plena precampaña electoral ha ido viendo cómo el equipo de la presidenta iba aumentando el ruido en torno al acto mientras en el envite el resto de los candidatos iba quedando fuera del foco en el día más importante de la Comunidad y a apenas un mes de las elecciones.

"Hemos estado en comunicación permanente con Presidencia", apuntaban fuentes del entorno de Juan Lobato, que públicamente ha querido dejar claro que esto no es más que "la búsqueda de conflictos de la nada". "¿La preocupación es si viene un ministro u otro?", se preguntaba el candidato socialista intentando reducir la polémica, en línea con las palabras de Mónica García, que ha insistido en que "esta polémica le interesa al 0% de las madrileñas".

Espacio para Feijóo

También a su llegada, Alberto Núñez Feijóo respaldó a la presidenta madrileña achacando “la falta de institucionalidad” vivida en torno a la fiesta de la Comunidad en exclusiva al Gobierno central: “Hace mucho tiempo que existe esa falta de institucionalidad del Gobierno con las CCAA. Estamos dando por normales cosas como que el presidente visite una comunidad sin avisar o que los ministros visiten las comunidades y sus presidentes se enteren por los periódicos”.

El líder del PP, que sí ha tenido su sitio en los actos del 2 de mayo como líder de la oposición, también arremetió contra Pedro Sánchez por ser el presidente “que más fondos públicos utiliza para hacer campaña electoral”. Y aún así, aseguró que le parece “bien” que el Ejecutivo, al que llamó “faltón”, tenga “espacio en esta fiesta”.

Feijóo no dudó en hacer un mensaje mirando al 28-M: “Lo que está claro es que el manual de las CCAA del PP es muy distinto al del Gobierno central”. “Y me siento siento muy orgulloso de la Comunidad de Madrid, porque ha demostrado que bajando la presión fiscal, se puede recaudar más”, dijo.