Sesión en Bruselas

EL PERIÓDICO comparece en la Eurocámara en la investigación por la injerencia rusa

El Comité Especial sobre Desinformación e Interferencias en Procesos Democráticos se interesa por las informaciones de este diario sobre la desestabilización durante el procés

Pleno del Parlamento Europeo en Estrasburgo Silvia Martínez

Pleno del Parlamento Europeo en Estrasburgo Silvia Martínez / Silvia Martínez

4
Se lee en minutos
Juan José Fernández

Europa no debe perder la oportunidad de extraer lecciones de la injerencia rusa en Catalunya con desinformación y otras actuaciones durante las fechas claves del procés. Esta ha sido una de las conclusiones que han podido obtener los parlamentarios europeos que este jueves han escuchado el relato de las revelaciones de EL PERIÓDICO sobre el caso.

La necesidad de no desperdiciar lo aprendido ha sido recordada por la eurodiputada vasca Maite Pagazaurtundua tras la intervención del especialista en Tribunales y Justicia de este diario Jesús G. Albalat, a quien la eurocámara había pedido que compareciera.

La presunta injerencia rusa en la UE es materia de una comisión de investigación del Europarlamento, que reúne información sobre la hostilidad disimulada del Kremlin en momentos políticos cruciales.

Mientras se investiga judicial y policialmente en Barcelona, se analiza también en Bruselas el procés y su corolario de agitación a lo largo de 2017, como supuesto escenario de maniobras híbridas rusas de desestabilización.

El Comité Especial del Parlamento Europeo sobre Interferencia Exterior y Desinformación en los Procesos Democráticos de la UE se ha reunido este jueves para estudiar casos de presunta intromisión rusa de los que ha venido informando este diario con la firma de Albalat y en colaboración con la plataforma OCCPR, (Organized Crime and Corruption Reporting Proyect), Bellincat y medios rusos e italianos.

La sesión, ofrecida en directo por EL PERIÓDICO, ha quedado grabada para consultas posteriores.

En la jornada ‘Interferencia Rusa en la UE: los distintos casos de Hungría y España (Catalunya)’ de ese comité especial de la eurocámara, Albalat, ha explicado detalles de la llamada "trama rusa del procés" .

El comité se ha informado de, entre otras revelaciones, las referidas a los contactos del exdiplomático ruso Nicolay Sadovnikov con mediadores del entonces president Carles Puigdemont, como el exdirigente de CDC Víctor Terradellas. También de los contactos que, antes de la declaración unilateral de independencia (octubre de 2017) mantuvieron miembros del entorno de Puigdemont con, entre otros, Aleksandr Dmitrenko, vetado por Justicia para obtener la nacionalidad española por supuesta vinculación con los servicios de espionaje rusos

El periodista ha recordado a los eurodiputados que las investigaciones policial y judicial -y por tanto también la periodística- siguen abiertas. Ha sido la respuesta al eurodiputado José Antonio Zarzalejos, quien, sentado junto a Juan Ignacio Zoido, ministro del Interior en el convulso otoño de 2017, se cuestionaba qué queda por saber de la injerencia rusa en Catalunya.

En esas investigaciones de la Guardia Civil y del magistrado Joaquín Aguirre, ha recordado Albalat, aún está por conocerse el análisis del contenido de los teléfonos intervenidos a numerosos detenidos por su relación con el estallido del procés, los días en que operaban en Barcelona agentes del GRU ruso. "Hay gran cantidad de información que aún no ha sido analizada", ha dicho el periodista de este diario.

Igualmente, ha recordado que aún está por investigarse la relación que las maniobras híbridas de Rusia en Catalunya pudieran tener con las acciones de Tsunami Democrátic.

Contactos en Moscú y Barcelona

Participan en la investigación parlamentaria otros foros de la eurocámara: el Comité de Asuntos Exteriores, el de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos Internos y la delegación que estaba designada para participar en la interrumpida cooperación de la cámara con Rusia.

A toda esta línea de investigación se le llama ING2. Es también el nombre del informe que en enero pasado consideraba a “las injerencias extranjeras” como “una grave violación de los valores y principios universales en los que se fundamenta la Unión”; entre ellos, la democracia, el Estado de Derecho y la libertad.

Algunos de los asuntos que han integrado la información exclusiva publicada por este diario, como los viajes a Moscú de Terradellas, han sido también objeto de investigación judicial.

Supuesto espía

Entre aquellos contactos, de los que ha informado este diario, destaca un ofrecimiento de Terradellas a un exdiputado de Rusia Unida bien conectado con el Kremlin: una Catalunya independiente reconocería a Crimea -anexionada por el ejército ruso en 2014- como parte de Rusia.

Albalat ha referido en su relato la escasa atención que al principio prestaba el entonces president Puigdemont a esos contactos rusos de dirigentes de su entorno, para exasperación de estos, que habían valorado la posibilidad de un apoyo financiero ruso en criptomonedas para pagar la deuda catalana, entre otros proyectos.

Noticias relacionadas

Ha presidido la sesión de la comisión del Parlamente Europeo el director del ING2 e intelectual francés Raphael Gluksmann y la vicepresidenta de la Comisión de Asuntos Exteriores y diplomática bosniocroata Zeljana Zovko.

La comisión ha oído, además de al especialista de EL PERIÓDICO, al experto húngaro en amenaza híbrida Jakub Kalensky y al miembro del pool europeo de expertos en Rusia y guerra híbrida Nicolás de Pedro, que es también miembro directivo del londinense Institute for Statecraft