Nuevo Executiu

Los 'comuns' advierten a Pere Aragonès que sin ellos ni el PSC su Govern es "papel mojado"

  • El partido de Jéssica Albiach no se siente interpelado por la elección de Gemma Ubasart como 'consellera' e insiste en que el 'president' tiene que articular una nueva mayoría si su objetivo es que la legislatura avance

El portavoz de Catalunya en Comú, Joan Mena, en rueda de prensa este lunes

El portavoz de Catalunya en Comú, Joan Mena, en rueda de prensa este lunes / Catalunya en Comú

2
Se lee en minutos
Sara González

Los 'comuns' no supieron que la politóloga Gemma Ubasart, que lideró Podem Catalunya en 2015, sería 'consellera' de Justicia hasta que se lo encontraron en los medios de comunicación. No hubo contactos previos con ella. Pero más allá de los vínculos y la relación personal con este fichaje del Govern, el grupo de Jéssica Albiach ha querido dejar claro que un nombre propio no resuelve la minoría con la que Pere Aragonès pretende tirar adelante la legislatura. "Un Govern sin mayoría es papel mojado y no sirve para nada", ha sentenciado el portavoz de Catalunya en Comú, Joan Mena.

Ante la decisión de ERC de configurar un Executiu monocolor, los 'comuns' no esconden su decepción. Estaban dispuestos a debatir incluso su entrada en el Govern, pero toparon con la decisión de Aragonès de sustituir los 'consellers' de Junts sin explorar antes ententes con otros grupos. Mena ha insistido que, mal que le pese al 'president', no podrá garantizar la estabilidad que preconiza sin una aritmética "progresista" en la que, sí o sí, debe estar el PSC. "Los contadores deben ponerse a cero", ha dicho en referencia a las reticencias que los republicanos tienen con el partido de Salvador Illa porque no defiende el derecho a la autodeterminación y la amnistía.

Noticias relacionadas

Para los 'comuns', lo "mínimo" que tiene que hacer ahora Aragonès es abrir conversaciones con el resto de grupos políticos para explorar si es posible tejer una nueva alianza en la que dan por hecho que ya no tiene cabida Junts. Mena ha emplazado a los republicanos a hacer, nada más y nada menos, que lo que ya hacen en el Congreso de los Diputados con el Gobierno de Pedro Sánchez y en el Ayuntamiento de Barcelona, donde ERC, desde la oposición, ha apuntalado al gobierno de Ada Colau con el PSC con la aprobación de presupuestos.

"Hay la obligación de salir de la burbuja y hablar con otras fuerzas políticas", ha subrayado el portavoz, que no ha concretado cómo debería articularse en este caso la mayoría progresista que pide su partido. Ante el nuevo escenario, la apuesta de los 'comuns', aseguran, será la de ejercer el rol de "oposición transformadora". La negociación de los presupuestos será la primera gran prueba de fuego para la minoría de Aragonès y el grupo de Albiach no ha abandonado su propósito de negociarlos, pero no a costa de "cheques en blanco". Con Junts fuera del Govern sus exigencias irán a más porque su apoyo se encarece. "La prórroga sería el peor de los escenarios", han dejado caer.