'Departament de Territori'

Juli Fernàndez, un alcalde para gestionar las infraestructuras

El 'conseller' de Territorio ha desarrollado su carrera política entre la esfera municipal y el Parlament

Juli Fernàndez

Juli Fernàndez

Gabriel Ubieto

Gabriel Ubieto

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Cinco años más mayor que Pere Aragonès, Juli Fernández entra en las juventudes de ERC casi a la par con el actual ‘president’ y desde entonces ha desempeñado una extensa carrera vinculada al partido y a caballo entre la esfera municipal y el Parlament. Con familia manchega por un lado y murciana por el otro, Fernàndez fue alcalde de Sabadell entre el 2015 y el 2017, cargo que en 2019 no consiguió revalidar ante la victoria del PSC. Desde entonces su carrera se ha centrado en los ámbitos autonómicos, tanto como diputado en el Parlament, como delegado del Govern de la Generalitat de Catalunya en Barcelona hasta el año pasado.

A la espera de oportunidades en primera línea como la que le ofrece ahora Aragonès, Juli Fernàndez fue promocionando dentro del partido hasta ocupar la vicesecretaria general de coordinación institucional (de nueva creación). Este farmacéutico de formación pasará ahora gestionar uno de los departamentos con mayor presupuesto de toda la Generalitat y que durante los últimos matrimonios de conveniencia entre ERC y Junts ha estado gestionado siempre por los posconvergentes.

De Jordi Puigneró, el anterior titular y cesado de manera fulminante por Aragonès tras el planteamiento de la cuestión de confianza, hereda ‘patatas calientes’ como la ampliación del aeropuerto de El Prat, cerrada en falso y con la patronal Foment del Treball y el Cercle d’Economia apretando para reabrirla. También la compleja gestión de Rodalies, que mayoritariamente sigue en manos del Estado y que sigue despertando el enojo y hastío de parte de los usuarios por sus recurrentes retrasos e incidencias.