La decisión sobre el Govern

Laura Borràs desoye la neutralidad que exige Junts a sus dirigentes ante la consulta

  • La presidenta del partido se pronuncia a favor de salir del Executiu porque "ya no tiene legitimidad democrática"

  • La sindicatura electoral de la formación afea la utilización de simbología oficial por parte de dirigentes de miembros de la cúpula

Jordi Turull y Laura Borràs, en una rueda de prensa en la sede del partido.

Jordi Turull y Laura Borràs, en una rueda de prensa en la sede del partido. / ELISENDA PONS

3
Se lee en minutos
Sara González

De poco ha servido que la sindicatura electoral de Junts haya reclamado "neutralidad" y la no utilización de cargos para pedir el voto en un sentido u otro en la consulta para decidir si salen o no del Govern. La misma presidenta del partido, Laura Borràs, ha publicado un tuit en el que no solo explicita que piensa votar en contra de seguir en el Executiu de la mano de ERC, sino que lo ha hecho con una fotografía en la que aparece en un atril con el logo de Junts. Justo después, la sindicatura ha emitido un nuevo comunicado para advertir de nuevo que la pulcritud del proceso pasa por que los principales mandatarios de la formación se ciñan a las formalidades reclamadas y no utilicen simbología oficial.

"Por responsabilidad, por coherencia y por respeto a los afiliados y votantes de Junts y a todos los votantes independentistas del 14-F, votaré 'no' a quedarnos en un Govern que hemos certificado que no avanza nacionalmente y que, por tanto, tampoco garantiza nuestro progreso como sociedad", ha escrito Borràs en su cuenta personal de Twitter. Lo ha hecho poco después del primer comunicado enviado por la sindicatura electoral, el órgano interno encargado de velar por las garantías del proceso de consulta, en el que pedía a la cúpula del partido que se actuara bajo el principio de "máxima neutralidad".

Además del mensaje por escrito, Borràs acompaña su tuit con unos audios en los que considera que al Govern presidido por Pere Aragonès "no le queda legitimidad democrática" porque "ya no es el gobierno del 52%" de votos independentistas obtenidos en las elecciones del 14 de febrero del 2021. Además, hurga en que ERC le ha "expulsado" a ella misma como presidenta del Parlament y también a Jordi Puigneró como vicepresidente del Executiu. "¿Se puede hablar así de lealtad?", asegura. "Junts no puede participar de un consenso por la renuncia", insiste recordando el papel de los republicanos en Madrid con el Gobierno de Pedro Sánchez. Por todo ello defiende salir del Govern por "responsabilidad" y por "coherencia".

Noticias relacionadas

A pesar de la directriz de la sindicatura electoral de Junts, Borràs ha decidido pronunciarse aunque precisamente este martes aseguró que no lo haría al mismo tiempo que alimentaba los argumentos en contra de continuar formando parte de un Govern que tildó de "fraudulento". Después del tuit, un nuevo comunicado de la sindicatura ha advertido de que se habían "detectado" imágenes con el logotipo oficial del partido y ha insistido de nuevo en que se cumplan las normas del proceso.

El posicionamiento de Borràs por salir del Govern coincide con el del 'expresident' Carles Puigdemont, que en la vigilia del inicio de la consulta ha difundido un artículo de su exjefe de gabinete y portavoz de Junts, Josep Rius, en el que defiende argumentos para no continuar formando parte del Executiu. En línea contraria se están pronunciando la mayoría de 'consellers' de Junts y alcaldes y concejales que están promoviendo manifiestos a favor de quedarse. Por ahora, el secretario general, Jordi Turull, no se ha pronunciado. Dijo que lo haría antes del inicio de la votación, pero podría no hacerlo después de las insistentes peticiones de la sindicatura electoral.