Crisis de Govern

Jordi Puigneró: Aeropuerto, mesa de diálogo y ANC, los otros choques con Pere Aragonès

El silencio del exvicepresidente sobre la moción de confianza supuso el cuarto episodio de tensión con ERC en 18 meses de legislatura

El ’president’ de la Generalitat, con el ’vicepresident’, Jordi Puigneró, y la ’consellera’ de Presidència, Laura Vilagrà, a su llegada a la reunión del Govern de este 12 de octubre de 2021.

El ’president’ de la Generalitat, con el ’vicepresident’, Jordi Puigneró, y la ’consellera’ de Presidència, Laura Vilagrà, a su llegada a la reunión del Govern de este 12 de octubre de 2021. / ACN

2
Se lee en minutos
Xabi Barrena
Xabi Barrena

Periodista

Especialista en información sobre el Govern de Catalunya, de ERC y en el seguimiento de la actualidad del Parlament.

Escribe desde Barcelona

ver +

Hasta tres veces, antes de este miércoles, los republicanos, y en especial Pere Aragonès, se molestaron por la conducta "desleal" de Jordi Puigneró en estos apenas 18 meses de legislatura.

El pacto del aeropuerto

El 3 de agosto de 2021, a los 70 días de jurar su cargo, Jordi Puigneró tuvo su primer encontronazo con la parte republicana del Govern. Ese día se celebró la reunión de la Comisión Bilateral Estado-Generalitat. La reunión estaba programada para la tarde, pero el vicepresidente viajó por la mañana a Madrid. Quedaron en verse en la puerta del ministerio donde se debía tener lugar la bilateral.

En el momento del reencuentro, con Laura Vilagrà y Jaume Giró, Puigneró solo detalló, relatan fuentes republicanas, que había llevado a cabo una reunión protocolaria con la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, y porque la reunión ya había salido a los medios.

En cuanto la delegación catalana puso los pies, otra ministra, Isabel Rodríguez (Política Territorial) se felicitó por el acuerdo alcanzado por la mañana para la ampliación de El Prat. Ni Vilagrà ni Giró sabían nada. Es más, ERC estaba en contra, como luego acreditaron los hechos. El enfado de Giró fue tal que no quiso comparecer, después de la Comisión Bilateral, ante los medios.



Los miembros de la Mesa de Diálogo

En septiembre del mismo 2021, Pere Aragonès vetó la presencia de miembros de Junts en la alineación catalana para la Mesa de Diálogo y Negociación con el Estado por contravenir, según el 'president', el acuerdo de que las delegaciones deberían estar formadas por miembros de ambos gobiernos, según reza el plan de Govern.

Fue Jordi Sánchez, entonces secretario general de Junts, el que le comunicó al 'president' la voluntad de los posconvergentes por incluir cargos del partido extragubernamentales.

Los nombres de los posconvergentes elegidos fue una pregunta reiterada "durante semanas", afirman en el Palau de la Generalitat, por el propio Aragonès y por Vilagrà a Puigneró, en los encuentros a tres que mantenían antes de cada Consell Executiu. El vicepresidente nunca soltó prenda y Aragonès se "sorprendió" de que fuera Sánchez quien, finalmente, se lo diera a conocer.


El encuentro con la ANC

El último episodio previo al que ha acabado con su destitución tuvo lugar hace 15 días, en la resaca de la Diada más tensa de las últimas décadas. Según los republicanos, Puigneró se reunió con la ANC, que llevaba bajo el brazo una propuesta de DUI para 2023, sin comunicarlo al 'president', mientras que este sí había hecho saber a todos los miembros del Consell Executiu que tenía agendada una cita con la Assemblea.

Cabe señalar que los posconvergentes, por su lado, tildaron de "deslealtad" que Aragonès no le invitara y si acudiera con Laura Vilagrà, a la que acusaron de actuar como una especie de vicepresidenta 'in pectore' del 'president'.

El cuadro se completa con un tuit de Puigneró subrayando que lo expresado por Vilagrà y Aragonès, su rechazo a la DUI, "no era la posición del Govern", sino , solo, la de la posición republicana.