Decisión judicial

La jueza archiva la causa contra Núria Marín por las subvenciones al Consell Esportiu

  • La magistrada rechaza que la alcaldesa de L'Hospitalet haya cometido un delito de omisión del deber de perseguir delitos, ni de malversación de fondos, ni de prevaricación

  • La primera edil socialista asegura a través de un tuit que "los juicios mediáticos con cálculo electoralista no tienen recorrido"

La alcaldesa de L’Hospitalet, Núria Marín.

La alcaldesa de L’Hospitalet, Núria Marín. / ACN

4
Se lee en minutos
J. G. Albalat
J. G. Albalat

Redactor

Especialista en Judiciales

Escribe desde Barcelona

ver +

La jueza ha archivado la causa abierta contra la alcaldesa de l'Hospitalet de Llobregat, Núria Marín, a la que se le atribuía haber incurrido en un delito de omisión de perseguir delitos en relación con las presuntas irregularidades en el Consell Esportiu de la ciudad. También rechaza la presunta malversación y prevaricación, según el auto al que tenido acceso EL PERIÓDICO. De esta manera, la magistrada admite la petición de la fiscalía de que se sobreseyera el proceso judicial, al no apreciar que la edila hiciera caso omiso de la denuncia que le hizo llegar el concejal Jaume Graells (ahora candidato a la alcaldía por ERC) sobre el presuntos desvío de fondos de la entidad de promoción del deporte. La magistrada, además, ha exculpado a la jefa de gabinete de la edila socialista Montserrat Pérez. En Comú Podem, que ejercen la acusación, han anunciado que recurrirán.

La alcaldesa de L'Hospitalet de Llobregat y presidenta de la Diputación de Barcelona fue detenida e imputada en diciembre del 2020 por la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional que investigan una presunta trama de malversación y desvío de subvenciones del ayuntamiento al Consell Esportiu de la localidad. Tras declarar fue puesta en libertad. La causa tiene su origen en una denuncia del concejal del PSC de L'Hospitalet Jaume Graells -que dimitió como teniente de alcalde, pero no ha dejado su acta ni el grupo municipal- por supuestas irregularidades en el Consell, que desembocaron en la detención de dos compañeros de gobierno: Cristian Alcázar, segundo teniente de alcalde, y Cristóbal Plaza, que continúan encausados.

La auditoría

"Coincide esta jueza en el relato de los hechos efectuados tanto por el ministerio fiscal como por el letrado de Marín (Fermín Morales), y con el sustento de las diligencias practicadas, al exponer que, tras la puesta en conocimiento por parte de Graells a la alcaldesa de posibles actuaciones irregulares de Alcázar y Plaza, aquella convocó una reunión con el denunciante, posteriormente, con la secretaria del Ayuntamiento", par "concluir la necesidad de la práctica de una auditoría y una revisión de las subvenciones".

En este sentido, la magistrada Anna Cócera sostiene que la actitud de la alcaldesa no puede ser calificada de un delito de omisión de perseguir delitos, pues tras el conocimiento de la información que le transmitió Graells "adoptó las medidas que estimó necesarias para la averiguación de los hechos", no solo a través de las entrevistas con Alcázar y Plaza, sino "la determinación de la práctica de la auditoría". Y añade que una vez judicializado el caso de las presuntas irregularidades "se inhibió de ninguna actuación más dentro del consistorio, pues, como ella misma manifestó a Graells, ya no podía actuar si estaba la vía penal abierta". "No se aprecia ánimo de ocultar los hechos por parte de Marín, ni elemento alguno que permita afirmar" que su conducta sea delictivo.

Noticias relacionadas

La jueza, además, descarta que Marín cometiera los delitos de malversación y prevaricación respecto a las subvenciones municipales otorgadas al Consell Esportiu, al no haberse encontrado "indicios" de su comisión. La alcaldesa, según el auto, "actuó de conformidad a su cargo", tanto en la tramitación de las subvenciones, como en el hecho de formar parte de las asambleas generales" de la entidad del promoción del deporte en la localidad, a las que acudía a razón del puesto que ocupa en el Ayuntamiento. Aclara la togada que el Consell es "un ente externo del Ayuntamiento" y que la edila socialista "no tenía intervención en el otorgamiento de las subvenciones" y las asistencias a las asambleas de la entidad "no implica per se indicio mínimo de comisión del delito de prevaricación".

"Siempre he tenido la tranquilidad de haber hecho bien las cosas en cada momento y la justicia así lo reafirma. Los juicios mediáticos con cálculo electoralista no tienen recorrido. Muchas gracias a tod@s los que habéis estado a mi lado todo este tiempo", a escrito la alcaldesa en Twitter. En declaraciones posteriores ¡ a los periodistas afirmó que "desde el primer momento he estado muy tranquila, teniendo la conciencia de haber hecho las cosas bien". agregó que tanto el fiscal como la jueza clarifican "bastante otros argumentos que se han utilizado, otros comportamientos que se han realizado por parte de algunas formaciones políticas, por parte de algunos medios de comunicación", que "creían que podían cambiar los designios democráticos" de los ciudadanos de L'Hospitalet. La primera edil subrayado que "cada uno dará las explicaciones que correspondan".