Semana de la cumbre

Más de 2.000 personas protestan contra la OTAN en Madrid

  • Colectivos de izquierda de toda España y de algunos países europeos reclaman que el gasto militar se destine a escuelas y hospitales

ISABEL INFANTES/REUTERS

2
Se lee en minutos
Ángeles Vázquez
Ángeles Vázquez

Periodista

Especialista en Tribunales y Justicia

Escribe desde Madrid

ver +

Los que en el referéndum del 86 votaron no a la OTAN, los que se quedaron con ganas de hacerlo y sus nietos se reunieron este domingo en Madrid para mostrar su oposición a la alianza atlántica y, en concreto, a la cumbre que se celebra esta semana en Madrid. Convocados por distintas plataformas, prácticamente la totalidad de los colectivos situados a la izquierda del PSOE en España y en otros países europeos llenaron el paseo del Prado madrileño al tradicional grito de “OTAN no, bases fuera”, ahora actualizado con un “Señores de la guerra, fuera de Madrid”.

La marcha, que consiguió reunir a unas 2.200 personas, según cifras de la Delegación del Gobierno, ha transcurrido en un tono festivo pero con una férrea vigilancia policial, cuyos furgones escoltaron la marcha, que transcurrió sin incidentes reseñables. La presencia de los agentes se hizo visible hasta en los autobuses que salían de distintas ciudades españolas con destino a Madrid, como el de Bilbao, que fue registrado.

Y cuando la manifestación iniciaba su recorrido, la Policía procedió a quitar los palos de madera más gruesos de las banderas de algunos grupos. Entre ellos el de los Anticapitalistas, en el que estaba el eurodiputado y cofundador de Podemos Miguel Urbán, que verbalizó ante los medios la opinión de los manifestantes, al reclamar que España abandone la alianza militar y que el gasto militar se destine a sanidad, educación y servicios públicos.

Destacó que "hace unos meses" decía Emmanuel Macron que "la OTAN estaba en muerte cerebral" y "ahora vive su mejor momento" gracias a Vladimir Putin. "Al final, los imperialismos se buscan y se necesitan”, sentenció.


/ A.V.

Por IU y PCE

Willie Meyer, como portavoz de la Plataforma Estatal por la Paz, y la eurodiputada de IU Sira Rego dieron voz al sentir de la formación, ante la ausencia durante el recorrido del secretario de Estado de la Agenda 2030 y secretario general del PCE, Enrique Santiago, cuya presencia se esperaba tras defender la de su partido en la anticumbre de la OTAN. En una pancarta con su rostro se podía leer el lema "la izquierda del sistema vendida a la OTAN".

Noticias relacionadas

Meyer destacó que “la cumbre de la OTAN lanza un mensaje equivocado del papel que debe jugar España en África y hacia el Mediterráneo". A alrededor se oían consignas a favor del pueblo saharaui, en repulsa por las muertes que se produjeron el viernes en la valla de Melilla y contra la ley de extranjería.

Con turistas

El recorrido estuvo jalonado por las intervenciones de los representantes de las delegaciones de Alemania, Portugal, Bélgica o Inglaterra, recibidos con aplausos por los asistentes, y con los clásicos '"El vals del obrero" o "Comandante Che Guevara", que ayudaron a crear un ambiente festivo que hizo posible que los turistas y visitantes que se encontraban en la Gran Vía durante la marcha se sumaran algunos momentos a los manifestantes.

/ A.V.

Temas

OTAN