Elecciones Andalucía 2022

Las urnas castigan la fractura de la izquierda andaluza, que se hunde y pierde más de la mitad de sus diputados

  • Especialmente tocado sale la coalición de Podemos e IU, Por Andalucía, que queda por debajo de lo que pronosticaban los sondeos

Inma Nieto, Yolanda Díaz e Iñigo Errejón en un acto de campaña.

Inma Nieto, Yolanda Díaz e Iñigo Errejón en un acto de campaña.

2
Se lee en minutos
Ana Cabanillas

Las urnas castigan la división de la izquierda andaluza, que pierde más de la mitad de su representación. De 17 diputados que obtuvo en 2018, cuando acudió unida a las urnas, ha pasado a los 7 diputados en la cita electoral de este domingo, a la que ha llegado fragmentada en dos opciones: Por Andalucía, la coalición de Podemos e IU, que ha conseguido 5 escaños; y Adelante Andalucía, el partido de Teresa Rodríguez, que se ha presentado por primera vez en solitario logrando irrumpir con dos representantes.

Con más del 83% escrutado, se consolida la notable caída del espacio más allá del PSOE en Andalucía, que pierde presencia en el mayor granero de votos del país, con 6,6 millones de electores, en comunidad tradicionalmente progresista. La pérdida total es de 10 escaños, pero el golpe ha sido especialmente duro para Por Andalucía, la opción apoyada en los últimos días por Yolanda Díaz y liderada por Inmaculada Nieto, que no ha llegado ni a la media docena de escaños, quedando quedado sustancialmente por debajo de lo que pronosticaban las encuestas, que arrojaban hasta 8 diputados. La principal novedad de esta fuerza era que unía a actores hasta ahora enfrentados, como es el caso de Podemos y Más País -el partido de Iñigo Errejón-, en una política de alianzas que ha sido bendecida por la vicepresidenta segunda del Gobierno, siendo su primera apuesta en una campaña electoral tras anunciar sus planes para su candidatura nacional.

Si el desastre ha sido total para Podemos e IU respecto a los pronósticos, las expectativas sí han jugado a favor de Teresa Rodríguez, que ha conseguido irrumpir en el Parlamento andaluz con 2 diputados pese a que los sondeos le situaban fuera del arco parlamentario. La entrada en la política andaluza ya es valorada como un éxito para la dirigente anticapitalista, que después del cierre de urnas ya celebraba los resultados que arrojaban las primeras encuestas. "Sería maravilloso tener grupo propio pero ya es bueno tener representación, que irrumpamos en el Parlamento y poner la semilla para una nueva fuerza andalucista".

El electorado sanciona la división

Noticias relacionadas

Las pugnas internas han pasado factura en la izquierda, después de los múltiples enfrentamientos entre las distintas facciones. El máximo exponente es el propio partido de Rodríguez, que es fruto de la escisión del resto de actores del espacio. La dirigente, que hace cuatro años lideró la candidatura de Podemos e IU, fue después acusada de tránsfuga y expulsada del grupo parlamentario.

Las cuitas fratricidas también se vieron a las puertas de la campaña electoral, en el alumbramiento de la coalición Por Andalucía. Las fricciones entre las principales fuerzas, Izquierda Unida y los morados, y la lucha abierta por elegir al cabeza de lista, llevó a que Podemos quedara fuera del registro de la candidatura. Una circunstancia que este domingo se ha materializado en las mesas electorales, puesto que el partido no figuraba en la papeleta de la coalición. Tanto es así que durante la jornada electoral tuvo que lanzar un llamamiento en redes aclarando cuál era su opción en las urnas, para evitar la confusión con el partido de Teresa Rodríguez, una figura más reconocida en Andalucía que ha hecho figurar su cara el boleto electoral.