Estafa de las mascarillas

El juez cita como testigo a la profesora que intermedió entre Medina y el primo del alcalde de Madrid

  • El magistrado pregunta a las partes en qué condición debe declarar el familiar de Martínez-Almeida

  • Anticorrupción rechaza ampliar las diligencias interrogando al gerente de la funeraria municipal

José Luis Martínez Almeida en el pleno extraordinario.

José Luis Martínez Almeida en el pleno extraordinario. / José Luis Roca

2
Se lee en minutos
Ángeles Vázquez
Ángeles Vázquez

Periodista

Especialista en Tribunales y Justicia

Escribe desde Madrid

ver +
Cristina Gallardo
Cristina Gallardo

Periodista

ver +

El titular del Juzgado de Instrucción número 47 de Madrid, Adolfo Carretero, quiere imprimir ritmo a la causa en la que investiga si el Ayuntamiento fue estafado con la compra de mascarillas, guantes y test a través de Alberto Luceño y Luis Medina. Apenas tres días después de tomarles declaración ha citado como testigo a María Díaz de la Cebosa, la persona que puso en contacto al hijo del duque de Feria con el abogado Carlos Martínez-Almeida, primo del alcalde de Madrid, para llevar a cabo el negocio de los contratos de material Covid con el Consistorio madrileño.

Fuentes jurídicas han confirmado a EL PERIÓDICO que De la Cebosa, presidenta de del College for International Studies (CIS University) en Madrid, campus ubicado en el corazón del exclusivo barrio de Salamanca, comparecerá como testigo el 9 de mayo, mismo día en que está citada, también como testigo, Elena Collado, coordinadora general de Presupuestos del Ayuntamiento madrileño, que fue la persona cuyo contacto facilitó el primo del alcalde.

Tres días

En cuanto a la citación de Carlos Martínez-Almeida, solicitada por Podemos y el PSOE como imputado tras escuchar a los imputados Luceño y Medina, y como testigo por Mas Madrid, el magistrado ha optado por dar tres días a las partes para que le aclaren en qué condición debe comparecer en el juzgado, aunque lo previsible es que se reiteren en la condición que prácticamente acaban de solicitar.

A preguntas del juez Medina explicó que le preguntó a María Díaz de la Cebosa cómo podía contactar con el primo del alcalde y que fue ella quien le facilitó el contacto, a través del que consiguieron el de Collado. Después, ya solo hablaron Luceño y la coordinadora de presupuestos del Ayuntamiento. Ante el juez Carretero este empresario anunció que el director de la empresa malaya en la que adquirieron el material sanitario que vendieron al Ayuntamiento, San Chin Choon, está dispuesto a declarar, pese a que se había negado a hacerlo a través de la comisión rogatoria cursada por la fiscalía.

Más pesquisas

Anticorrupción, que presentó una querella contra los dos empresarios cuando consideró finalizadas las pesquisas, no entendió necesario tomar declaración como imputado al primo del alcalde, lo que este ha utilizado para negar la existencia de cualquier sospecha de la existencia de algún tipo de tráfico de influencias.

Noticias relacionadas

En esa línea, la Fiscalía Especial ha rechazado la petición de Más Madrid de solicitar nuevas diligencias, entre las que figuraba tomar declaración como imputados en el caso del gerente de la Empresa Municipal de Servicios Funerarios, Fernándo Sánchez González, por la presunta comisión de un delito de falsedad en documento público relacionado con los contratos a los empresarios investigados.

No obstante, la acusación que ejerce el Ayuntamiento de Madrid ha pedido al juez que "libre oficio al Comité Español de la Cámara de Comercio Internacional (ICC Spain)" para que "se pronuncie sobre si los documentos obrantes en la causa con sello de dicha organización se corresponden" con los modelos de documentos que avala, ante las informaciones que lo niegan y que sostienen que tienen un logo antiguo. Se trata de los documentos con los que Luceño y Medina justificaron ante sus bancos los desorbitantes ingresos que recibían de Malasia.