Acuerdos de la ejecutiva del partido independentista

Junts se desmarca de Puigdemont y Borràs en la respuesta al espionaje

  • Jordi Sànchez rechaza romper con el PSC en la Diputación o exigir la dimisión de Pedro Sánchez, por ahora

  • Pide "no banalizar" la respuesta y centrarse en no apoyar al Gobierno hasta que constituya una comisión de investigación

Jordi Sànchez, secretario general de Junts per Catalunya.

Jordi Sànchez, secretario general de Junts per Catalunya.

2
Se lee en minutos
Fidel Masreal
Fidel Masreal

Periodista

ver +

Jordi Sànchez es todavía el secretario general de Junts per Catalunya y ejerce como tal. Así ha quedado claro este lunes cuando la dirección del partido ha decidido desmarcarse del 'expresident' Carles Puigdemont y de la presidenta del Parlament, Laura Borràs, en las medidas a tomar contra el Gobierno español en relación al espionaje a más de 65 dirigentes independentistas. Mientras ambos líderes han exigido cortar todos los pactos con los socialistas, incluida la diputación de Barcelona y la dimisión del prresidente español, hoy el secretario general de Junts ha rechazado ambas propuestas y se ha centrado en exigir una comisión de investigación y rechazar todo apoyo al Gobierno en el Congreso.

Una vez más, Sànchez acota el terreno de juego. Evita posiciones extremas y mantiene el pulso interno. En relación al espionaje, la propuesta de Junts y de su dirección es clara: no votar a favor de ninguna ley ni decreto del Gobierno hasta que no constituya una comisión de investigación. Rechazo a cualquier reunión oficial con ministros, a la comisión bilateral y a la mesa de diálogo hasta que dicha comisión no comience a andar. "O comisión o complicidad", ha resumido Sànchez en rueda de prensa. Él mismo ha comparecido, en lugar del portavoz, para atajar las disensiones internas.

Ni romper la Diputación ni dimisión de Sánchez, por ahora

Sànchez ha sido categórico a la hora de desmarcarse del Consell per la República (presidido por Puigdemont), que este domingo exigió que en todas las instituciones -incluidos ayuntamientos y diputaciones- haya una alianza entre independentistas y por tanto no se pacte con el PSC. "Quien quiera resolver el escándalo de espionaje con una medida en ayuntamientos o la Diputación de Barcelona equivoca enormemente la dimensión del problema", ha espetado el secretario general. El dirigente de Junts ha afirmado que estas posibles rupturas de acuerdos se debatirán en el congreso que el partido celebrará en junio. "No banalicemos el 'catalangate'", ha insistido sobre estas peticiones de ruptura total con el PSC.

También se ha desmarcado de la petición de dimisión del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que ha formulado Laura Borràs. "Paso a paso, no es el momento de anticiparnos a una exigencia de dimisión. Todo a su tiempo", ha respondido, insistiendo en que de entrada Sánchez ha de hablar públicamente al respecto porque de lo contrario su silencio y el de la fiscalía general del Estado "los hace cómplices".

Bloqueo en el Congreso

Noticias relacionadas

En lo que sí insiste Junts es en presionar a ERC para que no convalide ningún decreto ni medida del Ejecutivo español en las Cortes. Sànchez se felicita porque esta es la predisposición que están mostrando los dirigentes de Esquerra en los últimos días. "Ninguna ley, o decreto ley se puede llevar a cabo por parte de ningún independentista en el Congreso de los Diputados" por importante que sea tal medida, ha defendido.

Los 'consellers' de Junts tampoco compartirá actos con ministros del Gobierno salvo los que convoquen, en Catalunya, organismos no gubernamentales. E incluso ahí hará mostrar su distanciamiento respecto al representante ministerial correspondiente.