Espionaje a independentistas

Interior y Defensa insisten en negar cualquier uso ilegal de Pegasus

Fernando Grande Marlaska, ministro de Interior, y Margarita Robles, ministra de Defensa, en una entrega de premios de la Guardia Civil.

Fernando Grande Marlaska, ministro de Interior, y Margarita Robles, ministra de Defensa, en una entrega de premios de la Guardia Civil. / JOSE LUÍS ROCA

2
Se lee en minutos
Juan José Fernández

Fuentes autorizadas del Ministerio del Interior han vuelto a negar este martes a este diario que ese departamento del Gobierno disponga del software de espionaje telefónico e informático Pegasus, como apuntan las conclusiones de la investigación de la entidad canadiense Citizen Lab sobre un asalto a los móviles de 60 dirigentes independentistas catalanes, entre ellos el president Pere Aragonés.

Si esos dirigentes fueron espiados, no fue por la Policía Nacional ni por la Guardia Civil, aseguran estas fuentes: "Son meras insinuaciones. No hay prueba alguna de que ese software haya sido usado por nuestras fuerzas de seguridad". Lo dicen en la misma jornada en la que el presidente del grupo de Unidas Podemos en el Congreso, Jaume Asens, y otros dirigentes de la formación han pedido una investigación del caso, sin dar crédito a los desmentidos de Interior y de Defensa.

"Con total contundencia podemos decir que el Gobierno de España siempre actúa con arreglo a Derecho y en estricto cumplimiento de la legalidad", indican a EL PERIÓDICO portavoces de Defensa, sin añadir una palabra más sobre si el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) dispone o no de Pegasus. Nunca se informa en ese ámbito de cuáles son las herramientas que manejan.

Solo escuchas de SITEL

En el departamento que dirige el ministro Fernando Grande-Marlaska se ha acogido con cierto hastío el conjunto de revelaciones difundidas por The New Yorker. "Esto ya es viejo", señala un ejecutivo del ministerio. Se refiere a las informaciones que se publicaron en 2020 sobre un espionaje telefónico con el sistema Pegasus a Roger Torrent, entonces presidente del Parlament. Y también al comunicado que el 15 de julio de 2021 emitió Microsoft alertando de que un malware creado por "una empresa israelí" para atacar aparatos basados en el sistema operativo Windows había sido usado en España, concretamente en Catalunya.

Nuevamente, en Interior insisten en que no tienen entre sus herramientas de seguimiento de comunicaciones "ningún producto de NSO Group". Su negativa sobre esa empresa israelí se hace igualmente taxativa en relación con la firma Candiru, del mismo país, y su sistema de espionaje Sourgum, similar al de Pegasus.

Noticias relacionadas

En Interior se limitan a admitir el uso, ya conocido, del sistema de escuchas SITEL. Es el que utilizan policías y guardias para el seguimiento de comunicaciones "siempre bajo mandato judicial". El sistema fue adquirido por Interior en 2002 por 10 millones d euros, siendo ministro Mariano Rajoy. Su mantenimiento activo cuesta entre 7 y 12 millones al año al ministerio.

En la Guardia Civil, fuentes cercanas a la investigación de varios casos con independentistas catalanes incursos niegan también el uso de Pegasus o de ningún otro sistema israelí. Aprovechan esas fuentes para recordar una pesquisa en la que participaron: el viaje de Jordi Puigneró, entonces secretario de ciberseguridad de la Generalitat, y el jefe del Cesicat, Xavier Gatius, a Israel en el otoño de 2016. La gira se organizó para comprar software de contraespionaje con el que blindar las comunicaciones telefónicas de los altos ejecutivos del Govern.