Violencia en Murcia

Siete concejales del PP y Vox acudieron a la reunión de los ganaderos del asalto al pleno de Lorca

El edil de Seguridad Ciudadana, del PSOE, asegura que en ella el sector decidía si iba a la manifestación

Siete concejales del PP y Vox acudieron a la reunión de los ganaderos del asalto al pleno de Lorca
3
Se lee en minutos
Pilar Wals

Siete concejales, cinco del Partido Popular, Fulgencio Gil Jódar, Rosa María Medina Mínguez, Ángel Ramón Meca Ruzafa, Belén Pérez y Juan Miguel Bayonas López; y dos de Vox, María del Carmen Menduiña y José Martínez, acudieron a la reunión en la que los ganaderos del sector del porcino debían decidir no solo sobre la celebración de la manifestación, sino también de qué manera se llevaría a cabo.

Acudieron y participaron manifestándose sobre el asunto que se iba a votar al día siguiente en el Pleno que no era otro que las distancias a las que estarían los cebaderos de colegios, consultorios médicos, viviendas y manantiales. Y hasta apuntaron que una protesta sería un elemento importante como medida de presión.La reunión fue convocada por los ganaderos en un restaurante de la huerta, junto al Santuario Patronal de Santa María la Real de las Huertas. Acudieron ganaderos, pero también políticos. Únicamente de dos signos, Partido Popular y Vox. Ambos reconocían a preguntas de LA OPINIÓN, diario correspondiente al mismo grupo editorial que este medio, que se personaron tras ser invitados.

Los que no fueron llamados a participar del encuentro son los que forman parte del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Lorca, Partido Socialista y Ciudadanos. Así lo reconocían este miércoles el concejal de Urbanismo, José Luis Ruiz Guillén, que apuntaba que en ningún momento fueron convocados por los ganaderos y que “si así lo hubieran hecho, no habríamos ido. No podemos inmiscuirnos en una decisión así. Únicamente hubiéramos participado para aclarar cualquier duda que pudieran tener sobre la moción que se iba a votar al día siguiente”.

 En los mismos términos, se manifestaba el vice alcalde y portavoz de Ciudadanos, Francisco Morales, que reconocía a esta redacción de forma tajante que no habían sido convocados. “No. No nos invitaron en ningún momento a participar en la reunión, pero tampoco creo que debamos estar en una asamblea interna de los ganaderos y más cuando lo que se va a debatir es sobre la participación o no en una manifestación y cómo se va a desarrollar. No debemos interferir en la sociedad política”.

De la reunión de los ganaderos hablaba este miércoles Ruiz Guillén en una comparecencia pública. Insistía en que las distintas organizaciones de ganaderos convocaron a una asamblea “para informarles de temas importantes relacionados con esta moción”. Mostraba su sorpresa por la participación de dos partidos políticos. “Acudieron el Partido Popular, con su portavoz a la cabeza, y Vox. Sorprende que estén en una asamblea donde un sector decide lo que va a hacer el próximo lunes, si se va a manifestar o no”. Y recalcaba que “con qué libertad puedes estar votando en esa asamblea cuando están dos formaciones políticas presentes”.

Movilizarse como apoyo

En la asamblea de los ganaderos uno de los intervinientes fue el concejal de Vox José Martínez. Admitía que se refirió a la importancia de la manifestación. “Dije que la movilización era un importante apoyo”. El edil señalaba que “las distancias eran las mismas que se habían pactado y votado y que se habían tenido que incluir en el texto una serie de requerimientos que tenían que ver con distintas direcciones generales de la Comunidad Autónoma, por lo que indiqué que el Partido Popular, allí presente, podría hacer de intermediarios en ese asunto con la Asamblea Regional”.

Noticias relacionadas

El presidente del Partido Popular, Fulgencio Gil Jódar, también tomó la palabra en un momento de la reunión y anunció el voto negativo de su formación política en el Pleno del día siguiente a la moción en la que se veían involucrados los ganaderos. Insistía en que lo harían así porque no había consenso.

Izquierda Unida-Verdes tampoco estuvieron en la reunión, como reconocía su portavoz, Pedro Sosa. “No fuimos invitados”, admitía. Esta formación política ha defendido en los últimos años de forma contundente la situación de muchos vecinos que viven junto a cebaderos y ha participado de las manifestaciones que han llevado a cabo a las puertas del Consistorio lorquino.