Problemas de calendario

El Govern alerta a Sánchez de que no haga uso "electoralista" de la mesa de diálogo

  • El Executiu tilda de "frívola" la "estrategia" del PSOE sobre el foro de negociación, que Sánchez quiere aplazar a primavera

Marta Vilalta.

Marta Vilalta. / ACN / BERNAT VILARÓ

1
Se lee en minutos
Xabi Barrena
Xabi Barrena

Periodista

Especialista en información sobre el Govern de Catalunya, de ERC y en el seguimiento de la actualidad del Parlament.

Escribe desde Barcelona

ver +

El nuevo aplazamiento de la tercera reunión de la mesa de diálogo entre los gobiernos del Estado y la Generalitat que está pergeñando el Ejecutivo de Pedro Sánchez ha irritado profundamente a la parte catalana. Si bien a micrófono abierto, amparándose en que no ha habido ninguna declaración oficial desde Madrid, se ha optado por templar gaitas y, a los sumo, enviar algún velado mensaje, ya en privado, distintas voces republicanas se han explayado. "Es preocupante", lo que EL PERIÓDICO publicó el lunes, "porque dejan a la vista un uso frívolo y electoralista del proceso de negociación para resolver el conflicto político. Y, por tanto, una actitud muy distante de la que debería ser", apunta una de las voces.

En la información se narraba que la intención del Ejecutivo central es dejar pasar, no solo las elecciones de Castilla y León, sino también las de Andalucía (en el caso de que se convocaran, de manera encadenada con las castellano-leonesas, y que podrían celebrarse en la primera quincena de junio) e, incluso, una Conferencia de Presidentes, antes de acometer esta tercera reunión.

Malestar en el Govern

"Hay malestar en el Govern", explica otra fuente republicana, "porque demuestra una estrategia por parte del PSOE únicamente sometida al cálculo electoral", sentencia. La conclusión de todo ello es que "estas especulaciones chapuceras" sobre el calendario hacen que sea "muy difícil construir confianzas con el Gobierno".

Noticias relacionadas

En el mensaje a los medios, la portavoz de ERC, Marta Vilalta, aseveró que el Gobierno "haría bien de reflexionar sobre el marco global", ha avisado Vilalta. "Hay un marco de resolución del conflicto y, como se debe garantizar que funcione, tienen sentido todo el resto de cuestiones que vayamos negociando", como los presupuestos o la mejora de leyes como la reforma laboral.

Es decir, Esquerra le recuerda al Ejecutivo que ha pagado por 'adelantado' , vía, sin ir más lejos, el apoyo a las cuentas del Estado, el normal desarrollo de esa mesa de diálogo. Y que la posición de los republicanos, si no hay avances en el foro, "no solo de calendario, sino de contenido", puede endurecerse en la Cámara baja.