Socios presupuestarios del Gobierno de coalición

ERC y Bildu rechazan la reforma laboral pactada con la CEOE porque no deroga la del PP

"Venden humo", ha resumido el portavoz de ERC, Gabriel Rufián

ERC y Bildu rechazan la reforma laboral pactada con la CEOE porque no deroga la del PP
1
Se lee en minutos
El Periódico

Esquerra Republicana y Bildu, socios presupuestarios del Gobierno de coalición, han insistido este martes en su rechazo a la reforma laboral pactada por sindicatos y patronal al considerar que no supone una derogación real de la legislación del Ejecutivo del PP.

"Venden humo", ha resumido el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, acusando al Gobierno de Pedro Sánchez de haber dedicado "muchas horas" a hablar con la CEOE y Cepyme y "cero horas" en negociar con sus socios. "Han empezado la casa por el tejado", sostiene. A su juicio, "faltan" cosas y "hay muchísimo margen de mejora", por lo que, de momento, los trece diputados de ERC están en "un 'No' bastante claro".

También la portavoz de Bildu, Mertxe Aizpurua, ha resaltado a los periodistas que la reforma laboral liderada por las vicepresidentas Nadia Calviño y Yolanda Díaz no va a contar con el apoyo de su formación.

Noticias relacionadas

"Esta reforma no es histórica, pero puede serlo porque puede poner fin al recorte de tantos años --afirmó después en el Pleno del Congreso--. Esperamos que en la tramitación parlamentaria el Gobierno tenga una actitud constructiva, es necesario dialogar para cumplir la palabra dada, le parezca bien o mal a la patronal".

Mientras tanto, el PSOE echa cuentas, aunque no le salen los números. El portavoz del PSOE en el Congreso, Héctor Gómez, se ha mostrado este martes abierto a recibir un posible apoyo de Ciudadanos a la nueva reforma laboral, si bien ha especificado que todavía no ha entablado contacto con la formación naranja. También ha explicado que queda un mes para poder alcanzar consenso con los grupos parlamentarios y, en consecuencia, el PSOE va a "explorar al máximo" las posibilidades para tratar de fraguar un apoyo "amplísimo" en la Cámara Baja, con vistas a "respetar" el acuerdo logrado en el diálogo social.