COMPARECENCIA EN EL PARLAMENT

La Generalitat sancionará los actos públicos de exaltación del franquismo

  • La 'consellera' de Justícia, Lourdes Ciuró, anuncia que se está ultimando una ley catalana de memoria democrática

Asistentes al acto de Vox en Barcelona  realizan saludos fascistas durante el acto, en la plaza Sant Jaume, en diciembre del 2020. / EFE Alberto Estevez

Asistentes al acto de Vox en Barcelona realizan saludos fascistas durante el acto, en la plaza Sant Jaume, en diciembre del 2020. / EFE Alberto Estevez / Alberto Estevez (EFE)

2
Se lee en minutos
J. G. Albalat
J. G. Albalat

Redactor

Especialista en Judiciales

Escribe desde Barcelona

ver +

La Conselleria de Justícia está ultimando una ley catalana de memoria democrática que incluirá sanciones para evitar actos públicos de exaltación y homenaje del franquismo o que ataquen a la dignidad de las víctimas o a sus familiares, según anunció este lunes la titular de este departamento, Lourdes Ciuró, en la comisión de justicia del Parlament. La normativa, precisó, se presentará "en breve".

"No nos encontrarán blanqueando el fascismo, en todas sus formas y expresiones, no seremos ni neutrales ni templados y combatiremos cualquier idea xenófoba", agregó la 'consellera', que cree que ello debe ayudar a "inmunizar" a la sociedad para "no repetir los errores del pasado".

"Como sociedad, las políticas de memoria son la mejor inversión que podemos hacer en calidad democrática porque son un verdadero muro de contención de aquellas acciones y opiniones que todavía hoy se banalizan y blanquean el fascismo", recalcó Ciuró, expresando así su compromiso de continuar con la labora que se ha hecho desde la Direcció General de Memòria Democràtica, el Memorial Democràtic, el Memorial Museu de l’Exili, el Consorci dels Espais de la Batalla de l’Ebre, entre otras entidades.

En esta línea explicó los tres ejes de actuación que llevará a cabo en los próximos cuatro años: investigación, localización, recuperación e identificación de las personas desaparecidas durante la Guerra Civil y la dictadura; el reconocimiento y reparación de las víctimas, y el fomento de la memoria democrática. Para dar cobertura normativa a estos tres ejes, la 'consellera' insistió que se presentará pronto la ley catalana de memoria democrática que "en estos momentos se está redactando", y se que será "un instrumento legislativo integral ajustados a los principios internacionales de verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición".

Sede en la actual Jefatura de Policía

Ciuró mostró también de la necesidad de buscar una nueva sede para Memorial Democràtic, un lugar que sea "central y emblemático de la capital de Catalunya", por lo que apostó por ubicar estas dependencias en la Jefatura Superior de Policía Nacional de Vía Laietana, un lugar que puede costituir un "referente en hacer pedagogía de valores democráticos, ya que solo la transmisión intergeneracional asegurará que preservamos la memoria de estos valores democráticos a nuestra sociedad".

Noticias relacionadas

La 'consellera' concretó, además, que la Generalitat lo tiene "todo a punto" para la retirada del monumento franquista del río Ebro a su paso por Tortosa (Tarragona), que la semana pasada fue paralizada cautelarmente por un juzgado de Tarragona a raíz de la demanda de una entidad vecinal partidaria de mantenerlo. En opinión de Ciuró, "en otro país o estado no tendría ninguna duda de que en el caso de un monumento fascista se ordenaría su retirada inmediata. Esperemos que aquí también y que nada lo entorpezca", ha añadido.

La consellera inició su intervención en la comisión del Parlament alegando en que los indultos no han sido una solución a la "represión", porque todavía hay "personas en el exilio y 3.000 víctimas de persecución ideológica", lo que le ha valido las críticas de los portavoces del PSC, Vox, Cs y PP.