Entrevista a la 'consellera' de Justícia

Lourdes Ciuró: "Hay gente que es carne de cárcel, intentaremos subir los recursos"

Ciuró, en la toma de posesión del Govern, el 26 de mayo.

Ciuró, en la toma de posesión del Govern, el 26 de mayo. / Ferran Nadeu (EPC)

4
Se lee en minutos
Fidel Masreal
Fidel Masreal

Periodista

ver +

-Tras su paso por la cárcel, los dirigentes independentistas cuestionan la efectividad de estos centros...

--Las cárceles son las grandes olvidadas, a nadie le interesan. Ni lo que pasa en ellas ni las condiciones laborales de los funcionarios. La gente mira a otro lado. Es un tema que no vende, no es noticia, no da votos. Nadie habla de ello en las campañas electorales. Ahora estoy visitando los centros y los funcionarios dicen que nunca habían visto a un 'conseller' allí.

-Ni a jueces ni fiscales posiblemente...

-La garantía de los derechos humanos de los presos tampoco es una cosa que sea el centro del debate. Por tanto, hay mucho que mejorar. Por ejemplo, la formación de personas presas a través de talleres ocupacionales o de formación en oficios como cocina, excepto algunos, no tienen una homologación por el Servei d'Ocupació de Catalunya. Se aprovecha muy poco el recorrido del CIRE (Centro de Iniciativas para la Reinserción) al servicio de la formación laboral.

-Las entidades y los dirigentes indultados reclaman también apoyo a los presos para facilitar los permisos

-Si se puede dar una formación con acreditación de competencias, sus oportunidades al salir serán más elevadas. A parte, los beneficios penitenciarios serían tener un contacto con el exterior. A los mayores no acompañados que no tiene nada fuera, ni familia ni amigos, cuando les aplicas el tercer grado, ¿dónde los llevas si no hay recursos fuera, como viviendas o algún equipamiento? Hay pocos.

-¿Lo van a mejorar?--La administración puede mejorarlo con recursos económicos, ayudando a entidades que se dedican. Pero hemos de hacer entender que como sociedad tenemos un reto con la gente reclusa, que no deja de ser un fracaso del sistema.

-¿La sociedad tiene una mirada represiva?

--Más que represiva, es que no interesa. Es la parte negra de la sociedad. ¿Has visto a un político hacer campaña en las cárceles? Las cárceles catalanas tienen muy buen nivel, con funcionarios bien preparados, pero falta formación continuada porque han de proceder a veces a hacer reducciones de presos, que es el último recurso, porque antes se ha de hacer una desescalada de la violencia. Si no das formación continuada es difícil contener a una persona violenta.

-¿Se producen abusos?

-No se lo puedo decir. En todo colectivo siempre hay alguno que se pasa de la raya. Por esto se profundiza en las cámaras de audio y video. Los funcionarios también lo quieren. Se tratar de ir eliminando los puntos ciegos de las cárceles porque da tranquilidad y seguridad a funcionarios e internos.

-Se reclama más apoyo a los presos y presas que salen en libertad

-El apoyo es darle las máximas herramientas para que se forme o aprenda un oficio. En las cárceles hay escuelas de adultos, centros ocupacionales…Y fuera puedes acompañarlos. Si tuvieran un bagaje acreditable, ¡cómo cambiaría el panorama! Si hay recursos…

-¿Piensan destinar más recursos?--Ya se lo diré. Iré a ver al ‘conseller’ Giró [de Economía] para ver qué podré destinar. Pero si he de escoger entre unos juzgados nuevos en Sabadell o dotar a las cárceles, ¿qué me dirán los alcaldes de turno o la ciudadanía? Hay que buscar más recursos para apuntalar la formación.

-Entidades como Arep y las expresas Bassa y Forcadell piden más formación para las reclusas

-La ejecución penal con mujeres es más complicada. Excepto en Wad-Ras, están en centros de hombres. También hay discriminación de género. Hay más recursos para la ejecución penal masculina, más posibilidades. En Mas d’Enric no pueden tener un módulo de peluquería porque no hay espacio ni horario, porque está ocupado por hombres. Los itinerarios individualizados para mujeres y jóvenes son necesarios.

-Los presos del 'procés' reclaman también una reflexión sobre lo elevado de las penas en general

--Tenemos un Código Penal con penas muy altas en relación al derecho comparado de países del entorno. Muy punitivo. Mucha gente en otros países no cumpliría tantos años o no sus casos no serían considerados graves.

-¿Hace falta una mirada social y preventiva ante personas que son, según muchos, 'carne de cárcel'?

--Hay gente que es carne de cárcel, totalmente de acuerdo. Con entornos muy vulnerables, sin formación. ¿Qué se puede hacer? Tener más recursos. El déficit fiscal nos hace mucho daño. Tenemos un tejido social, educativo, muy potente. Hacen tan bien su trabajo que liberan mucho trabajo de la administración. Si la administración pudiera dotarse de recursos triplicaría su efectividad, para acompañar familias. Cuando salen, vuelven a caer en el mismo entorno de vulnerabilidad y pobreza. Se trata de espacios de formación en barrios. Es dinero que se necesita, no para subvencionar a la familia o al interno sino para dar herramientas, capacitar.

Noticias relacionadas

-Los trabajadores y trabajadoras sociales cobran una miseria. ¿Se aumentará la dotación?

-Es vocacional, mucha gente no cobra un sueldo digno por el trabajo que hace, que es imprescindible. Intentaremos subir los recursos porque el reto es importantísimo, pero esto no vende socialmente. La gente dirá 'se está bien en la cárcel...', pero una cárcel es un fracaso colectivo.