Reunión del 'expresident' con los 'consellers' de JxCat en Waterloo

Puigdemont se desmarca de la visión de Junqueras sobre los indultos

  • El 'expresident' niega la mirada optimista y reta a Pedro Sànchez a explicar la medida en el Parlament

  • JxCat niega que la decisión sea un "triunfo" independentista o una debilidad del Estado

Jordi Puigneró y Carles Puigdemont se reúnen en Waterloo. / VÍDEO: ACN / JXCAT

2
Se lee en minutos
Fidel Masreal
Fidel Masreal

Periodista

ver +

Los inminentes indultos del Gobierno de Pedro Sánchez suscitan, de nuevo, respuestas políticas dispares en los dos focos del independentismo. Mientras Oriol Junqueras, líder de ERC y beneficiario de la medida de gracia, sostiene en Catalunya Ràdio que se trata de una "victoria" soberanista motivada por la "debilidad" del Estado, el 'expresident' Carles Puigdemont, líder a su vez de Junts per Catalunya -que no se beneficiará de la medida- niega la tesis de la debilidad, rechaza cualquier lectura en positivo porque la "represión" persiste y reta al presidente español a explicarse en el Parlament y no en el acto en el Liceu de Barcelona en el que este lunes explicará su propuesta de "reencuentro".

En una comparecencia breve junto a los 'consellers' de JxCat en Waterloo, donde todos han mantenido un encuentro de trabajo, Puigdemont de nuevo ha desplegado la versión más contundente del independentismo, la de quienes consideran los indultos un factor negativo salvo por el beneficio personal que lograrán en los presos. Nada más. Ni puertas abiertas ni reencuentro ni concordia ni mano tendida. "En el Liceo se puede escuchar ópera y hacer teatro pero donde se puede hacer política se llama Parlament y al que estoy convencido de que el señor Sánchez no se negará a asistir si recibe la invitación” para “que todos los partidos conozcan si existe un proyecto político real del Estado para Catalunya", ha espetado el 'expresident', quien al ser preguntado sobre si, como afirma Junqueras, los indultos son una muestra de debilidad del Estado, responde que "lo que fue una debilidad del Estado fue la represión".

Medida "casi forzada"

Así las cosas, Puigdemont concluye: "Que nadie nos intente vender, señor Sánchez, que se resuelve un problema político por que no es así” y señala que según él ninguna carpeta política independentista o autonomista entre Catalunya y el Estado se cerrará el día después de los indultos.

Noticias relacionadas

En definitiva, se trata de hilvanar un discurso en el que se evite valorar esta medida de forma positiva salvo en clave personal, para no dar beneficios al responsable de tomarla, el Gobierno. Por ello Puigdemont habla en todo momento de una medida de gracia "casi forzada" porque de no hacerse ahora se debería llevar a cabo más adelante "por la presión de la justicia europea".

En la comparecencia, el vicepresidente del Govern, Jordi Puigneró, también ha discrepado de la idea de Junqueras de los indultos como sinónimo de victoria. "En ningún caso podemos hablar de triunfo; puede ayudar a nueve personas, a sus familias, el triunfo que queremos conseguir desde Junts per Catalunya es la independencia y el fin de la represión con la amnistía”, ha asegurado el número dos del Ejecutivo de Pere Aragonès. Puigneró ya mostró su rechazo frontal al acto de este lunes del presidente español en el Liceo, mostrando la invitación recibida y asegurando en un tuit que no acudirá. Este domingo ha calificado de "marketing de los indultos" la convocatoria del presidente español en el recinto operístico.