Sánchez descarta que el 4-M sea "extrapolable" y avisa de que las generales llegarán en enero de 2024

  • Responde a la euforia de Casado y le advierte de que primero se celebrarán elecciones municipales y autonómicas

  • Asegura que el PSOE tomará nota de los errores cometidos en Madrid y "volverá con más fuerza"

Pedro Sánchez, este lunes, en Atenas, en la comparecencia realizada tras su encuentro con el primer ministro greigo, Kyriakos Mitsotakis.

Pedro Sánchez, este lunes, en Atenas, en la comparecencia realizada tras su encuentro con el primer ministro greigo, Kyriakos Mitsotakis. / Efe / Yannis Kolesidisf

2
Se lee en minutos
Pilar Santos
Pilar Santos

Periodista

ver +

Pedro Sánchez reconoció este lunes el pésimo resultado de los socialistas en las elecciones de Madrid, pero avisó a Pablo Casado, el líder del PP, de que el resultado de Isabel Díaz Ayuso no es "extrapolable" a unas elecciones generales, porque para que esa convocatoria falta todavía mucho tiempo. En concreto, "32 meses", añadió. El jefe del Ejecutivo espera agotar la legislatura actual con una "hoja de ruta" que incluye la superación de la pandemia y "el proceso de recuperación económica gracias a los fondos europeos". Sánchez, además, con su voluntad de no convocar los comicios hasta enero de 2024, se asegura la presidencia rotatoria de la Unión Europea, que le toca a España el segundo semestre del 2023. Mariano Rajoy también apuró al máximo la legislatura de 2011-2015, la de su mayoría absoluta.

Sánchez atendió a la prensa en Atenas, donde participó en un foro económico y se reunió con el primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis. Era la primera ocasión que se pudo escuchar en público su análisis de los resultados del 4-M, en los que Ayuso arrolló a la izquierda madrileña y Más Madrid superó en votos al PSOE. El jefe del Ejecutivo admitió los "adversos" resultados de su partido, pero aseguró que "en Madrid la izquierda volverá". "Volverá con más esperanza y más fuerza de la mano del PSOE", subrayó antes de mandar un mensaje de "solidaridad" y "agradecimiento" a José Manuel Franco, el secretario general de los socialistas madrileños que dimitió la semana pasada, y a Ángel Gabilondo, el cabeza de cartel, que renunció al escaño.

"Yo creo que estas elecciones del 4- M también representan una gran oportunidad para aprender de los errores con humildad. De resultados tan adversos como los del 4-M, el PSOE, con humildad, tiene la gran oportunidad de aprender. Y no olvidemos una cosa: se va a volver a votar antes en Madrid, en 2023, que en las generales", declaró. El Estatuto de autonomía madrileño marca que, pese a que se adelanten las elecciones, la legislatura acabará cuando debería haberlo hecho si no se hubieran convocado. Así las cosas, los madrileños volverán a las urnas en mayo de 2023, fecha en la que otras comunidades también elegirán a sus presidentes y los españoles votarán a sus alcaldes en las municipales.

Los periodistas le preguntaron en dos ocasiones si se sentía responsable del mal resultado el 4-M, por haber participado de manera muy activa en la precampaña, y tiró balones fuera. "Todas las elecciones tienen sus consecuencias, pero también es cierto que están íntimamente ligadas a un territorio y a un momento determinado", espetó.

Noticias relacionadas

Encuestas

El PP vive un momento dulce tras la victoria de Ayuso. Según una encuesta de Sigma Dos para 'El Mundo', Casado ha logrado pasar por primera vez a Sánchez en los sondeos. Si hubiera elecciones en estos momentos, el PP obtendría el 30,2% de los votos, un 9,4% más que los que logró en las generales de noviembre de 2019. El PSOE sacaría un 25,7%; Vox, un 15,2%; Podemos, un 13%, y Cs, un 3,6%.