Expresidenta de la Comunidad de Madrid

Aguirre y su marido vendieron un Goya inédito por cinco millones sin declararlo Bien de Interés Cultural

  • Presidía entonces la Comunidad de Madrid, la institución que debe acometer este trámite para proteger la obra de arte

  • El cuñado, el diplomático Íñigo Ramírez de Haro, denunció al matrimonio por estafa, blanqueo, fraude y apropiación indebida

Esperanza Aguirre y su marido, Fernando Ramírez de Haro, pasean protegidos con mascarillas por la calles de Madrid.

Esperanza Aguirre y su marido, Fernando Ramírez de Haro, pasean protegidos con mascarillas por la calles de Madrid. / EUROPA PRESS / Javier Ramírez

1
Se lee en minutos
El Periódico

Esperanza Aguirre y su marido, Fernando Ramírez de Haro, vendieron en el año 2012 una obra de Goya sin declararla Bien de Interés Cultural, con el objetivo de pagar menos impuestos, según informa eldiario.es. La cantidad que percibieron fue cinco millones de euros. El cuadro es un retrato de Valentín Belvís de Moncada y Pizarro -marqués de Villanueva del Duero y un antepasado del esposo de Aguirre; y se guardaba en el palacete donde vive.

Como ocurre con muchas de estas obras, no estaba firmado, pese a que no hay duda de que es un original: tras la muerte del propietario -el suegro de Aguirre- en 2010, la familia realizó un peritaje que confirmó la autoría. La pintura, aunque nunca se ha exhibido en un museo español, ha llegado a colgar las paredes de la National Gallery de Londres, en una exposición de retratos de Goya en 2015.

Según explica este rotativo, la Ley de Patrimonio Histórico Español obliga a las administraciones públicas a que, cuando aparece una obra así, se la proteja como bien de interés cultural (BIC), una competencia transferida a las autonomías. Sin embargo, no se hizo nada de esto. En el momento de los hechos, Aguirre presidía la Comunidad de Madrid, Ignacio González era su vicepresidente y consejero de Cultura y el ministro del ramo era José Ignacio Wert, dentro del Gobierno de Mariano Rajoy (PP).

Denuncia del cuñado

Noticias relacionadas

Así, solo cuatro meses después del hallazgo, Ramírez de Haro vendió el Goya al empresario Juan Miguel Villar Mir, en una compraventa que aún está en los tribunales y en la que también participó Aguirre (están casados en gananciales y el pago llegó a una cuenta de ambos).

Precisamente, el diplomático Íñigo Ramírez de Haro, cuñado de Aguirre, denunció al matrimonio por estafa, blanqueo, fraude y apropiación indebida. Tal y como explica eldiario.es, poco antes, en diciembre de 2011, Aguirre avisó a su familia política de que su marido estaba en quiebra por deudas con el Banco Santander. En concreto, explicó la situación a sus cuñados, y les pidió poder vender el cuadro para salvar la situación económica. Los Ramírez de Haro que acabaron aceptando y dando el visto bueno a la venta, ante la mala situación del matrimonio.