Anteproyecto de eficiencia procesal

El Gobierno hará obligatoria la mediación para acudir a los tribunales

  • El Consejo de Ministros aprueba un anteproyecto para rebajar la litigiosidad que ha provocado la pandemia
  • Justicia apuesta por la modernización y las sentencias orales, entre otras medidas para lograr más eficacia
El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, en la sede del ministerio

El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, en la sede del ministerio / JOSE LUIS ROCA

Se lee en minutos

El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, presentó este martes el anteproyecto de eficiencia procesal, con el que buscar en un mejor del servicio público de la Justicia, y dar una respuesta ágil al aumento de la litigiosidad que ha provocado la pandemia. Para ello, entre otras, medidas se hará obligatorio haber acudido a instrumentos de mediación antes de poder acudir a los tribunales.

Campo enmarcó el anteproyecto en otras iniciativas, como los refuerzos preparados en los juzgados de lo Social y Mercantil o la creación de 33 nuevas plazas judiciales y en un plan más ambicioso de modernización de la administración de Justicia, dentro del plan de Justicia 2030.

Te puede interesar

Uno de los problemas a combatir es que solo en 2019 "entraron 6 millones de asuntos y solo se pudo dar respuesta a la mitad. Por eso, para "reducir la litigiosidad y provocar una mayor cohesión social", porque "las diferencias entre ciudadanos no siempre deben acabar en tribunales que siempre dejan a una parte insatisfecha, se convertirá en "requisito de procedibilidad" haber acudido a un "tercero neutral, al arbitraje, la mediación o cualquier otro medio similar", para poder acudir a los tribunales. También contará con incentivos fiscales, porque si se lograse que "uno de cada cuatro asuntos no vaya al juzgado, podríamos descargar al sistema judicial de más de medio millón de asuntos".

El proyecto legislativo también prevé sentencias orales o poder establecer procedimientos testigos, que impidan saturar los juzgados con causas idénticas que se resuelven de forma individual, un nuevo recurso de casación civil y una transformación digital de la justicia, que el covid ha acelerado al generalizar la celebración telemática de vistas y declaraciones por videoconferancia.