26 nov 2020

Ir a contenido

"NO VAMOS A JUGAR A ESO" AHORA

Ferraz desautoriza a Franco: aleja la moción de censura a Ayuso y descarta dar el Gobierno a Cs

Ábalos señala que no se va a "tentar" a Cs y que si se lanza la operación es para que la lidere el PSOE

Insiste en las dos barajas para los Presupuestos y reconoce el "cambio estratégico" en Arrimadas

Juanma Romero

El secretario de Organización y ministro de Fomento, José Luis Ábalos, el pasado 12 de septiembre en el acto de presentación del nuevo carné digital del partido, en València. 

El secretario de Organización y ministro de Fomento, José Luis Ábalos, el pasado 12 de septiembre en el acto de presentación del nuevo carné digital del partido, en València.  / JUAN CARLOS CÁRDENAS (EFE)

El PSOE no impulsará de manera inminente ninguna moción de censura para arrebatar la Comunidad de Madrid a Isabel Díaz Ayuso. Ferraz no cree que sea el momento de plantearla y, de hacerlo, la lideraría el partido, y no para entregarle el Gobierno regional a Ciudadanos. 

Ambos mensajes los dejó meridianamente claros el secretario de Organización del PSOE y ministro de Transportes, José Luis Ábalos, en 'Las mañanas de RNE'. Y eran significativos por lo que suponían de desautorización hacia el líder madrileño y delegado del Ejecutivo en la región, José Manuel Franco. Este, el pasado 8 de septiembre, abrió la puerta a una próxima censura a Díaz Ayuso y que pudiera ser liderada por los naranjas. "En principio nosotros hemos ganado las elecciones y se nos haría muy difícil este escenario, pero si la higiene democrática nos lleva a esa exigencia de tener que pasar por que una persona no socialista presida la Comunidad y eso nos conlleva una mejor gestión y un cambio político en Madrid, estaríamos dispuestos a estudiarlo", aseguró entonces en la SER

"No vamos a hablar en nombre de otras formaciones políticas ni vamos a tentar", respondió este lunes Ábalos en la radio pública. Recordó el jefe del aparato socialista que en 2019, tras las elecciones municipales y autonómicas, había una "gran oportunidad" para arrebatar todo protagonismo a la ultraderecha. Y por eso él mismo se sentó con Cs —en aquel momento presidido por Albert Rivera— para intentar tender puentes y sacar de la ecuación a Vox. El PSOE, de hecho, ofreció la alcaldía de Madrid a Ciudadanos, con tal de que facilitase el Gobierno regional a Ángel Gabilondo. Pactos que podían haberse extendido a otros territorios. Pero los naranjas dijeron que no. 

El secretario de Organización apuntó que aquel tren pasó y ahora el PSOE no va a "jugar a eso". "Si tenemos que plantear una moción de censura es para que la haga el PSOE, y se tienen que dar las condiciones. No creo que sea este momento de mociones, precisamente en esta situación crítica, de lucha contra la pandemia", alegó. Los socialistas quieren diferenciarse de Vox, que han anunciado una contra Pedro Sánchez para este septiembre, pero esta no es "para dar ninguna alternativa" al Ejecutivo. 

La "realidad" de PP, Cs y Vox

Ábalos defendió que no es tiempo ni de mociones ni de elecciones anticipadas, como ha amagado Díaz Ayuso. "Si uno fuera responsable, no debería pensar en nada más" que en "gestionar" una situación "crítica", porque ese es el "mandato que tiene", ha de estar "centrado en eso y no en especulaciones". "Madrid bastantes problemas tiene con la gestión como para meterse en cuestiones de estas", zanjó, refiriéndose al desbordamiento que sufre por el covid-19

Sobre la mesa de diálogo: el problema "es de Torra y sus contradicciones"

Respecto a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2021, Ábalos sostuvo que "lo deseable" es que saliesen aprobados con la mayoría de la investidura. Pero, a renglón seguido, recalcó que el Gobierno mantendrá abiertas las vías de ERC y Cs. Es decir, dialogará con "todas" las formaciones que no se nieguen a hacerlo. 

Sorprendió que el miércoles pasado Sánchez subrayara que los naranjas siguen "en la foto de Colón", con PP y Vox. Ábalos explicó que esa "realidad" existe, puesto que el PP gobierna con Cs, y con el apoyo de Vox, en Andalucía, Murcia o Madrid. "Otra cosa es que [Inés] Arrimadas se esfuerce por cambiar de estrategia". Es decir, que populares y liberales lideran gobiernos gracias a la ultraderecha "no impide" que el Gobierno y el PSOE "reconozcan el cambio estratégico de Cs hacia que la posición que los electores querían". 

Preguntado por la mesa de diálogo sobre Catalunya, el titular de Transportes recordó que la disposición del Ejecutivo de Sánchez es "plena", y no tiene problema para reunirla en los próximos días. "El problema más bien es de [Quim] Torra y de sus contradicciones", subrayó.