26 sep 2020

Ir a contenido

ENTREVISTA A LA LÍDER DE CATALUNYA EN COMÚ - PODEM

Albiach: "La batalla entre JxCat y ERC se traslada a la gestión sanitaria"

"En el Gobierno tenemos que empujar al PSOE hacia posiciones de consulta sobre la Monarquía", apunta

Júlia Regué

La líder de Catalunya En Comú - Podem, Jéssica Albiach, en el Parlament.

La líder de Catalunya En Comú - Podem, Jéssica Albiach, en el Parlament. / FERRAN SENDRA

La líder de los ‘comuns’, Jéssica Albiach (València, 1979), critica la gestión del Govern ante los rebrotes de coronavirus en Catalunya y propone una consulta sobre la Monarquía.

¿Los indignados del 15-M se sentirían orgullosos del Gobierno PSOE-Unidas Podemos?

Cuando nacimos como espacio políticos dijimos que queríamos gobernar. No para ocupar una silla, sino para impulsar políticas de transformación para cambiar la vida de la gente porque los partidos tradicionales no nos representaban. El Gobierno nos está representando. Es cierto que quizá no puede ir tan rápido como le gustaría, pero solo tiene siete meses y se ha encontrado con una pandemia mundial. 

Podemos ha perdido 89 escaños en parlamentos regionales. ¿Esto enmienda la obra de gobierno y pone en cuestión el liderazgo de Pablo Iglesias? 

Ni una cosa ni la otra. Responde a un cambio de ciclo respecto al 15-M y a la intensidad de tantas convocatorias electorales. No hemos tenido tiempo de arraigarnos al territorio, somos muy jóvenes aún. Las políticas sociales que impulsamos en el Gobierno tendrán frutos en las elecciones. Y Pablo Iglesias está siendo un muy buen vicepresidente y está lanzando medidas reconocidas por la OMS, como el ingreso mínimo vital. 

Iglesias ve una "república plurinacional" en España a "medio plazo". ¿Lo comparte?

Sí. En el siglo XXI no tiene sentido que exista una institución anacrónica manchada de corrupción, porque esto no es solo un tema del rey emérito, sino que forma parte de toda la institución. Hay que empezar a trabajar para darle la voz a la ciudadanía para que elija quién debe ser el jefe del Estado y qué modelo de país quiere. A través de la sangre no creo que sea un mecanismo democrático. 

Su partido tiene la capacidad de presionar para que se organice desde el Gobierno. ¿Trabajan en ello?

Estamos presentando mociones en los ayuntamientos de Catalunya con buena acogida y en muchas partes el PSC está apoyando esta moción para denunciar la corrupción y las prácticas que ha sacado adelante la monarquía durante años. Nosotros ya estamos haciendo este trabajo, el PSC también en algunos sitios se está posicionando, debería sumarse a esta ola democratizadora y estoy convencida de que sus votantes son más republicanos que lo que ahora está permitiendo los dirigentes del PSC. Como fuerza política trabajamos por este referéndum y para que la ciudadanía pueda escoger. Entendiendo la correlación de fuerzas en el Gobierno tenemos que empujar al PSOE hacia esta posición.

¿Sin plazos?

Sin plazos.

El PSOE no excluye al PP en la negociación de los Presupuestos Generales del Estado. ¿Qué opina? 

Hay que blindar el programa de coalición con unos presupuestos progresistas con las fuerzas políticas de la investidura. Quién quiera sumarse, que se sume, pero ya hemos visto en la comisión de la reconstrucción en el Congreso que con la derecha no vamos a ninguna parte. El PP ya ha demostrado que se excluye de cualquier pacto transversal y cualquier responsabilidad de país. No vetaremos ni rechazaremos los votos de nadie, pero esto no tiene contrapartidas. Lo dijo el presidente: este Gobierno es más sólido, más fuerte y más cohesionado, si cabe, que antes de la pandemia. 

¿En qué punto está la reforma del delito de sedición y la derogación de la reforma laboral? 

Jaume Asens está teniendo varias reuniones con miembros del Gobierno y cuándo esté en disposición lo explicará. En cuanto a la reforma laboral, lo mismo, no puedo avanzarme a los anuncios del Gobierno. 

La representación de los ‘comuns’ en la mesa de diálogo, ¿defiende la autodeterminación y la amnistía? 

Aún no se ha llegado a este punto. Primero se tiene que celebrar y está siendo difícil concretar la fecha porque en el Govern no se ponen de acuerdo. En la mesa se tiene que poder hablar de todo. Defendemos la libertad de los presos y que el acuerdo se pueda votar en Catalunya. Y no podemos dejar pasar más tiempo sin ampliar y blindar el autogobierno. Hay que trabajar para una reforma del sistema de financiación, blindar el catalán y cobrar las deudas en asuntos como Mossos o dependencia.

¿ERC ha contado con los ‘comuns’ para actualizar los presupuestos de la Generalitat? 

El ‘vicepresident’ y ‘conseller’ de Economía Pere Aragonés se puso en contacto con nosotros la semana pasada y, después de haber pasado semanas diciéndole que no contara solo con nuestro grupo, que lo que necesitamos no son acuerdos de vuelo corto, sino pactos transversales para la reconstrucción, no ha atendido. Un acuerdo de estas características no se hace en una semana, y menos habiendo tenido tres meses. Han llegado tarde y lo han hecho mal, como siempre.

¿Apuesta por un tripartito después de las elecciones? 

No hemos dicho que queramos un tripartito. ERC ha decidido continuar con la coalición del desgobierno con JxCat; y el PSC, por sí mismo, no es garantía de políticas progresistas porque a veces tiene tentaciones de acercarse a Cs. 

¿Pueden convocarse elecciones entre rebrotes? 

Siempre hemos dicho que se tenía que superar la crisis sanitaria para convocar elecciones, pero es evidente que una pandemia no puede dejar en suspenso la democracia. Sería bueno que no las convocara el Supremo, pero sabemos que Torra siempre ha sido un maestro en el simbolismo y la gesticulación. De hecho, la vista oral es por no querer quitar una pancarta que quitó tres días después. Catalunya necesita poder decidir en qué clave se da la reconstrucción. Está claro que el Govern llega tarde y mal a la gestión de la crisis sanitaria y que la situación entre socios es insostenible.

¿Cuál es su balance de la gestión de los rebrotes?

Se ha negado que necesitamos más rastreadores, no se están haciendo pruebas a los contactos cercanos a los positivos, se han dado órdenes contradictorias... Solo en un mes de competencias propias la Generalitat nos ha llevado a liderar el ranking de contagios de todo el Estado. Por algo será. Tenían muchos consejos, propuestas y sugerencias para lo que tenía que hacer el Gobierno, pero cuando ha llegado el momento de gestionar vemos que el Govern está naufragando. Tienen que aceptar la ayuda. La batalla entre JxCat y ERC se ve a la gestión de la crisis sanitaria.

¿Prevé pedir la dimisión de la ‘consellera’ de Salut? 

Pedir dimisiones sin proponer una alternativa, ahora mismo, no sería ajustado a las necesidades del país. Pero cuando pasen  estos rebrotes, se tienen que asumir responsabilidades y ni Vergés ni El Homrani han estado a la altura. La ‘consellera’ está siguiendo el camino que marca el ‘president’ en la centrifugación de responsabilidades. Los municipios han demostrado lealtad y la Generalitat está haciendo dejadez de funciones. Y Vergés, en vez de reconocer el buen trabajo, dice que los ayuntamientos ‘van a la suya’. Torra, que no solo acusa al Gobierno y a la ciudadanía de los rebrotes, dice ahora que donde no había llegado a ERC había llegado él. No es que la culpa solo fuera del Gobierno, sino que hasta viene a decir ahora que ERC no está a la altura.