21 sep 2020

Ir a contenido

del 11 y 12 de noviembre

Un juez imputa a 196 personas por el bloqueo de Tsunami Democràtic en la frontera

Están siendo investigados por presuntos delitos de desórdenes y daños durante el corte de la AP-7

J. G. Albalat

Corte de la AP-7 a la altura del Pertús, convocado por Tsunami Democràtic.

Corte de la AP-7 a la altura del Pertús, convocado por Tsunami Democràtic. / ÀLEX RECOLONS / ACN

El titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 4 de Figueres (Alt Empordà) ha imputado a 196 personas por el bloqueo por parte de Tsunami Democràtic de la frontera con Francia en la autopista AP-7. El magistrado, además, ha citado a declarar también como investigado a un agente de los Mossos d'Esquadra.

A los manifestantes se les investiga por los delitos de desórdenes y daños ocurridos durante el corte de la autopista los días 11 y 12 de noviembre del 2019, tras conocerse la sentencia del Tribunal Supremo que condenaba a los líderes del proceso soberanista.

El juez relata que los imputados participaron en un corte al tráfico no autorizado de la autopista AP-7, "llevado a cabo por un grupo numeroso de personas actuando colectivamente en dichos hechos, "interrumpiendo la libre circulación de personas y mercancías por vía terrestre con Francia y el resto de Europa".

La resolución señala que los concentrados sobre las 8.45 horas del día 11 de septiembre de 2019,  cortaron en ambos sentidos la citada vía en su punto kilométrico 0, "añadiéndose nuevas personas conforme pasaba el tiempo respondiendo a la convocatoria del corte de la vía por dicho".

Según el togado,  los "congregados, organizados y coordinados" por el colectivo Tsunami Democràtic  "por medio de canales propios de comunicación" (aplicación de móvil, redes sociales, mensajería instantánea y otros) formaron "barricadas". No solo utilizaron el material que llevaban, sino vallas de seguridad metálicas, troncos de árboles y bloques de hormigón de obras próxima.

En medio de la vía se montó un escenario en medio  con infraestructura suficiente (altavoces, iluminación etcétera) "donde se realizaron arengas a los presentes y conciertos durante toda la noche y madrugada, entre otras actividades". Sobre las 6 horas del día 12 de noviembre, los Mossos contabilizaron unas 1.200 personas y unas 30 tiendas de campaña. Al entender del juez, "existió organización logística con ánimo de que permanecería dicho corte" y cita el  suministro de comida y bebida e incluso lavabos móviles)".

Altercados con los conductores

Como consecuencia de dichos cortes se produjeron altercados "ante el corte no autorizado", con los conductores de transportes de mercancías y otros usuarios de la vía. Para minimizar los efectos de dicho corte, la policía habilitó una ruta alternativa por la N-II que también fue cortada por las personas congregadas por la convocatoria, "para causar el mayor daño posible a la circulación", subraya el auto.

Ante estos  hechos y a "efecto de restablecer el tránsito de personas y mercancía", sobre la 7.30 del día 12 de noviembre de 2019 se inició por parte de la policía de la Generalitat -en el tramo de la vía sentido España- y de la Guardia Civil -en el tramo de la vía sentido Francia-, de forma simultánea con las fuerzas policiales francesas en la parte de su territorio nacional, el desalojo de personas y obstáculos, "llegando a mantener enfrentamientos físicos durante dicha situación", relata el togado. En su opinión, existió "una oposición violenta a la actuación policial".

Paralelamente, los organizadores instaron a los  convocados a desplazarse hasta la confluencia de la AP-7 y la N-II en el término municipal de La Jonquera, detectándose nuevas barricadas. Finalmente, Tsunami Democràtic, sobre las cuatro y media de la tarde, "ordenó" a los manifestantes que realizaran acciones similares en otros puntos geográficos fuera del partido judicial de Figueres, explica la resolución.