24 oct 2020

Ir a contenido

Epidemia de coronavirus

Moncloa saca a los uniformados de la rueda de prensa diaria

Dirigentes de Interior y de la Guardia Civil estaban incómodos con el "exceso de exposición mediática"

El Gobierno sí quiere mantener a los representantes del Ministerio de Sanidad en esa comparecencia

Juan José Fernández

La rueda de prensa diaria de los técnicos en Moncloa, tal como se conoce hasta ahora.

La rueda de prensa diaria de los técnicos en Moncloa, tal como se conoce hasta ahora. / POOL

El secretario de Estado de Comunicación del Gobierno, Miguel Ángel Oliver, ha anunciado a primera hora de esta tarde que ya no habrá una rueda de prensa técnica cada día sobre el coronavirus con los representantes uniformados. Al finalizar la de este sábado, Oliver, que es la persona que dirige las comparecencias en la Moncloa durante esta pandemia, ha dicho que los altos mandos de la Policía, la Guardia Civil y el Ejército volverán a ofrecer información a los periodistas solo cuando sea necesario "transmitir las novedades de sus respectivas competencias".

El Gobierno sí que mantendrá una comparecencia diaria con un representante del Ministerio de Sanidad y Oliver ha apuntado que, "seguramente", ese encargo recaerá la mayoría de las veces en Fernando Simón. Cuando sea necesario ofrecer datos de algún área de la Policía, la Guardia Civil o del Ejército serán los ministerios del Interior y de Defensa los que designen a "responsables técnicos" de esos departamentos para dar la cara ante la prensa. 

"Exceso de exposición mediática"

Como publicó este diario a mediodía, el Ejecutivo había decidido que, a partir de este domingo, los altos cargos de los cuerpos y  fuerzas de seguridad del Estado ya no participaran en las ruedas de prensa diarias. Fuentes del Ministerio del Interior y de la Guardia Civil confirmaron que los uniformados estaban cansados del "exceso de exposición mediática", sobre todo después de las polémicas declaraciones del general de la Guardia Civil José Manuel Santiago en las que dijo que uno de los trabajos del cuerpo era monitorizar las redes sociales para "minimizar el clima contrario a la gestión de crisis del Gobierno".  

Desde las cúpulas de los distintos cuerpos policiales habían aconsejado ya varias veces a Moncloa la necesidad de remodelar la fórmula de la comparecencia. La reforma estaba prevista antes de esta semana por la paulatina pérdida de octanaje de la comparecencia, pero se ha retrasado precisamente porque no se consideraba oportuno llevarla a cabo en plena polémica.

Malestar previo

Diversos directores de comunicación de ministerios compartían la opinión de que no podía exponerse a diario a las cámaras nada menos que al Jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), segunda autoridad operativa de las Fuerzas Armadas tras el Rey, para repetir meros datos de despliegue de los soldados en la Operación Balmis, o al comisario principal de la Policía Nacional, director adjunto operativo del Cuerpo, para relatar cifras de multas y detenciones y pequeñas operaciones.