01 jun 2020

Ir a contenido

ENFADO DEL GOVERN

Buch acusa al Gobierno de "jugar con la historia" de Catalunya al entregar 1.714.000 mascarillas

El 'conseller' de Interior dice que no permitirá que una futura comanda "tenga que ver con 1939"

Júlia Regué

El ’conseller’ Buch, en su despacho, el pasado 19 de marzo. 

El ’conseller’ Buch, en su despacho, el pasado 19 de marzo.  / EL PERIÓDICO

El 'conseller' de Interior, Miquel Buch, ha acusado al Gobierno de entregar a propósito la cifra exacta de 1.714.000 mascarillas a Catalunya para "jugar con la historia de los catalanes" en alusión a los hechos del 1714.

El 11 de septiembre de aquel año, los soldados de las tropas borbónicas de Felipe V asaltaron la capital catalana y suponía el fin de la guerra de sucesión, en la que Catalunya se puso del lado del arquiduque Carlos de Austria. La victoria de Felipe de Anjou llevó a la promulgación del Decreto de Nueva Planta en 1716, por el que se consumaba la destrucción de las instituciones catalanas.

En la rueda de prensa diaria del Govern, Buch ha asegurado que el Ejecutivo central ha elegido esta fecha "simbólica" de forma "nefasta". "Quiero enviar un mensaje al Gobierno de España: así, no. Si alguien del Gobierno se le pasa por la cabeza que la próxima cifra de mascarillas o test tenga que ver con el 1939, no se lo permitiremos. Con la historia de los catalanes no se juega. Es nuestra historia. No jueguen", ha espetado.

Preguntado por los periodistas, Buch ha insistido en que "uno en política sabe que las casualidades no existen" y ha hurgado en que fue un hecho "devastador" cuando "estamos ante un proceso que se ha llevado a muchas personas que no hemos podido despedir". "Por lo tanto, poner esta cifra y compararla con el 1714 es un dato que evidentemente nos afecta mucho. La siguiente cifra si es el 1939 entenderemos que se busca algo más. No lo podemos admitir como país. No yo, usted debería ser el primer que como catalán de no admitir que se rían en su cara de nuestra historia", ha respondido.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha criticado sus declaraciones en Twitter y ha defendido que "la última cosa que necesita una emergencia sanitaria es que haya fanáticos entre los responsables públicos que la tienen que gestionar". "Los catalanes y las catalanas no nos merecemos pasar esta vergüenza ajena. Hace falta una rectificación", ha añadido.