Vox pide la dimisión de todo el Gobierno y crear un Ejecutivo de emergencia nacional

Abascal amenaza a Sánchez e Iglesias con llevarlos a los tribunales por su gestión de la crisis

Los ultras piden que el Estado pague los sueldos de las personas a las que se ha prohibido trabajar

Santiago Abascal, líder de Vox, en un mitin en Ceuta, el pasado octubre.

Santiago Abascal, líder de Vox, en un mitin en Ceuta, el pasado octubre. / EUROPA PRESS / ANTONIO SEMPERE

Se lee en minutos

Santiago Abascal ha roto toda tregua política que podía mantener con el Gobierno. El líder de Vox ha anunciado que su formación retira todo el apoyo a Pedro Sánchez y ha exigido la dimisión del Consejo de Ministros al completo para sustituirlo por un "Gobierno de emergencia nacional" conformado por el PSOE, el PP y su partido. Según ha explicado en una rueda de prensa telemática, el nuevo Ejecutivo debería tener una estructura muy reducida con tan solo cuatro ministerios: SanidadEconomíaInterior y Defensa. Además, desde la formación ultra señalan que una vez pase la crisis del coronavirus se convocarían elecciones. 

"Derrotar la pandemia" y "salvar el bienestar económico", son los objetivos que, según ha explicado Abascal, tendría ese Gobierno. Para ello ha pedido la dimisión "inmediata" del jefe del Ejecutivo y del vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, por su "gestión nociva para la salud" y la "ruina" que suponen sus medidas para la economía española.

"Sánchez e Iglesias solo han tratado de protegerse a ellos mismo y es algo que entendemos. Por eso les pedimos que se vayan a sus casas, con sus abogados, y se preparen para los tribunales", ha sentenciado Abascal amenzando a los miembros del Gobierno con llevarles a juicio. 

Insultos y reproches

El presidente de Vox ha acusado al Ejecutivo de haber "despreciado las advertencias" iniciales sobre el coronavirus -al que prefiere llamar "virus de Wuhan" por ser la ciudad china en la que se originó la enfermedad-, "ocultar la amenaza" y, finalmente, de ser "incapaz de actuar con diligencia" para afrontar la crisis. 

Mucho más duro y crítico, incluso en algunos momentos ofensivo, se ha mostrado el portavoz de Vox y eurodiputado, Jorge Buxadé, que ha recitado una larga retaíla de calificativos para socialistas y morados. Ha tachado al Gobierno de "paralizado", "superado por las circunstancias", "en abierta guerra interna", "cautivo de quienes quieren aprovechar esta situación para avanzar en su agenda totalitario, ya sea chavista o separatista", "indigno", "desleal", "débil" y "reo de la narcodictadura venezolana".

De Sánchez ha dicho que es un "presidente títere a merced de su vicepresidente" y de Iglesias que no tiene escrúpulos y que está decidido a "utilizar la pandemia para aumentar su poder e implementar su plan político de destrucción de la democracia, del estado de derecho y la estatalización masiva al estilo [Hugo] Chávez". 

El sistema productivo

El portavoz en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, ha sido el encargado de anunciar las propuestas del partido ultra en materia económica. En su opinión, el Gobierno actual tiene un "corte crecientemente comunista" y sus medidas, principalmente el decreto de la prohibición temporal de los despidos justificados por el coronavirus y el que estipula el cierre casi total de la actividad económica para limitar los desplazamientos, suponen "poner en riesgo el sistema productivo español".

Te puede interesar

Entre los planteamiento de la formación de extrema derecha está que el Gobierno se haga cargo del pago de los salarios de todos los españoles "a los que el Estado ha prohibido trabajar" durante los próximos tres meses. Una medida que cifran en un gasto cercano a los 80.000 millones de euros. Además, proponen "una prima de compensación del 20% del sueldo a los trabajadores de servicios esenciales que asumen riesgos adicionales". 

Vox también aboga por la suspensión de todos los impuestos y por exigir a la Unión Europea que utilice el billón de euros destinado a la lucha del cambio climático para reforzar las economías de los distintos países y paliar las consecuencias de la crisis.