Cs frena los presupuestos del Govern y ERC y 'comuns' lo tildan de "irresponsabilidad"

Los naranjas recurren las cuentas porque "no son útiles" para afrontar los estragos del coronavirus

Esquerra y Catatunya en Comú Podem denuncian que la medida bloquea el aumento previsto en sanidad

La líder de Cs, Lorena Roldán, junto a diputados del partido durante la moción de censura contra Quim Torra.

La líder de Cs, Lorena Roldán, junto a diputados del partido durante la moción de censura contra Quim Torra. / RICARD CUGAT

2
Se lee en minutos
Júlia Regué / Xabi Barrena / Roger Pascual

Ciutadans ha llevado este miércoles los presupuestos de la Generalitat para el 2020 al Consell de Garanties Estatutàries (CGE) porque considera que "no son útiles" para afrontar los estragos de la crisis desatada por la pandemia del coronavirus y tienden su mano para crear unos nuevos. La respuesta de ERC, socio de Govern y responsable de los presupuestos, vía el 'conseller' de Economia y vicepresidente, Pere Aragonès, fue casi inmediata. Para los republicanos y los 'comuns' la decisión de los naranjas es una "irresponsabilidad" cuando más recursos se necesitan para contener los efectos del coronavirus.

Los republicanos acusan a Cs de utilizar "políticamente en plena crisis por el covid-19" unos presupuestos que, además, "incrementa el gasto en 3.070 millones", apuntando que este gesto "bloquea el aumento previsto en sanidad, becas-comedor y la renta garantizada de ciudadanía". Catalunya en Comú Podem, que pactó las cuentas públicas con el Govern, coincide en este diagnóstico. "El gesto de Inés Arrimadas con el gobierno central ofreciendo colaboración queda en nada, puro teatro. Arrimadas ofrece en Madrid lo que le niega a Catalunya", denuncian. Para los 'comuns' los presupuestos son "más necesarios que nunca para ampliar recursos y capacidad de acción contra el coronavirus y sus efectos sociales y económicos". 

Según los naranjas, las cuentas acordadas entre el Govern y los 'comuns' "no se cumplirán", algo que contraviene el artículo 135 de la Constitución que blinda la necesidad de alcanzar la estabilidad parlamentaria. "El escenario económico y social ha cambiado por completo y los presupuestos que se implementen por parte del Govern deberían tener entre sus prioridades atender a las urgencias de los servicios públicos sanitarios, de seguridad y de protección civil que están trabajando para paliar los graves efectos de la pandemia, así como dar respuesta a los problemas de la ciudadanía derivados de esta situación y salvar los miles de puestos de empleo que están en riesgo", argumentan en un comunicado.

Admisión a trámite

Con esta maniobra, Cs dificulta la aprobación en plena emergencia sanitaria y complica que salgan adelante cuanto antes unas cuentas que destinarían 1.400 médicos y sanitarios más a atención primaria en Catalunya. Este miércoles, cuando el grupo parlamentario registre su solicitud al CGE, este órgano consultivo estudiará si admite o no a trámite el texto valorando los argumentos sobre la posible inconstitucionalidad o la vulneración del Estatut de las cuentas. En el caso de que siga su curso, empezará a correr el plazo máximo de 30 días para obtener una resolución, por lo que las cuentas llegarían a votarse en abril, salvo nuevas medidas sanitarias. En previsión de que algún grupo recurriera las cuentas a este órgano consultivo, el Govern y ‘comuns’ ya pactaron otro pleno para poder aprobarlas el 20 y 21 de abril.

Noticias relacionadas

El grupo parlamentario de ERC también metió baza en la polémica y recordó que, "una vez de aprueben las cuentas, se podrán introducir modificaciones para atender las necesidades más urgentes". "A partir de ellos ampliamos nuestro margen de acción y podríamos seguir dándoles un impulso vía modificaciones por decreto", añaden fuentes de los 'comuns'.

Los naranjas hurgan en que la 'consellera' de Presidència y portavoz del Govern, Meritxell Budó, reconoció el martes en una rueda de prensa que esta situación "lo cambia todo" y que, si "hay que replantear los presupuestos, se hará".