27 sep 2020

Ir a contenido

LA LACRA DE LA CORRUPCIÓN

13 acusados confiesan los amaños de la 'Gürtel' en la visita del Papa a València

Entre quienes han pactado con la fiscalía están 'El Bigotes' y el exdirector de Canal 9

El juez concluye la instrucción de la pieza principal de la trama corrupta, la de delitos fiscales

Ángeles Vázquez

Juan Cotino, expresidente de las Corts Valencianes

Juan Cotino, expresidente de las Corts Valencianes / MIGUEL LORENZO

Trece de los 23 acusados que se sientan en el banquillo por los amaños e irregularidades cometidas por la 'Gürtel' durante la visita del Papa a València en el 2006 han admitido ante el tribunal los delitos que se les imputan después de llegar a un acuerdo con la Fiscalía Anticorrupción para rebajar su condena. Entre ellos está Álvaro Pérez, 'el Bigotes', responsable de la rama valenciana de Gürtel, ya en prisión por otras causas del caso, y el que entonces era director de Radiotelevisió Valenciana (RTVV) –el extinto Canal 9–, Pedro García Gimeno, para quienes se pedían 37 y 40 años de cárcel, respectivamente.

En esta vista, que empezó este lunes y se prolongará al menos hasta el 4 de junio, se juzgan los 7 millones de euros que se gastaron en el alquiler y mantenimiento de pantallas y megafonía por los actos de Benedicto XVI asumidos por el ente público RTVVque se los adjudicó a una de las empresas de la trama corrupta, Teconsa. Anticorrupción considera que los acusados se repartieron un total de 3,3 millones de euros.

Los que no se han prestado a pactar han sido los cabecillas de la red, Francisco Correa y Pablo Crespo, ya en prisión por otras piezas del caso que estalló en febrero de 2009 y cuya instrucción el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata ha dado por concluida en su totalidad este lunes, al proponer juzgarles a ambos y a otras 19 personas por la pieza principal, relativa a los delitos fiscales y el blanqueo cometido. Tampoco admite los hechos imputados el expresidente de las Corts Valencianes y exdirector general de la Policía Juan Cotino, que, según la fiscalía, recibió un chaquetón de la marca Milano de 375 euros.

Durante las cuestiones previas, que el tribunal resolverá este martes, la fiscalía pidió la incorporación de nuevas pruebas para acreditar la comisión de los delitos de asociación ilícita, prevaricación, malversación, fraude, falsedad, contra la Hacienda Pública, blanqueo de capitales y cohecho, mientras que la defensa de Correa -que en este juicio ejerce Miguel Durán, porque Juan Carlos Navarro representa a Cotino- argumentó que no puede haber conformidades, si no alcanzan a todos los acusados.

Rebajar las penas

Los acusados que han pactado fueron manifestándolo a través de sus abogados durante las cuestiones previas: no oponiéndose a las pruebas planteadas por las fiscalas Anticorrupción Concepción Sabadell y Concepción Nicolás, y renunciando a las que habían propuesto en un principio para su defensa. Muchos iban concretando, además, la cantidad que ya han satisfecho en concepto de responsabilidad civil, como el considerado cerebro fiscal de la trama, Ramón Blanco Balín, que ha entregado 400.000 euros. 

A cambio de admitir los hechos verán rebajada la pena a menos de dos años, para evitar la cárcel, o a algo más de dos en el caso de García Gimeno, informa Europa Press. Según la fiscalía, recibió ropa por importe de 3.550 euros y un coche de más de 30.000. Entre el centenar de testigos que declararán estarán el expresidente de la Generalitat Valenciana Francisco Camps y miembros de la comunidad eclesiástica.

En la última pieza concluida de la Gürtel, el juez, que exonera a 28 personas, entre ellas, al gestor de cuentas suizas Arturo Fasana, recuerda que "la organización liderada por Correa, desde 1999 hasta 2009, fue un holding empresarial dedicado a la organización de eventos, entre ellos gran parte de los que realizaba el Partido Popular", con los que se enriquecieron ilicítamente.