31 may 2020

Ir a contenido

Unos 300 CDR y seguidores de Vox se cruzan insultos en Barcelona: "Fuera fascistas"

La formación de Abascal ha convocado concentraciones en varias ciudades españolas

Agencias

Seguidores de Vox, en la manifestación en la plaza de Sant Jaume, en Barcelona, este domingo.

Seguidores de Vox, en la manifestación en la plaza de Sant Jaume, en Barcelona, este domingo. / AFP / JOSEP LAGO

Los Mossos d'Esquadra han desplegado este mediodía un cordón policial en la plaza de Sant Jaume de Barcelona para separar a manifestantes de Vox, que protestaban por el gobierno de Pedro Sánchez, y a los CDR, que proferían gritos contra el fascismo.

La de Barcelona ha sido una de las decenas de concentraciones convocadas por Vox frente a ayuntamientos de ciudades de todo el país para expresar su oposición al próximo Gobierno y defender la soberanía nacional bajo el lema "España Existe".

Un millar de personas

Frente a este acto, que ha congregado a cerca de mil personas según el Ayuntamiento de Barcelona, los CDR han convocado a su vez a unos 300 simpatizantes, que han llegado antes a la plaza y que han recibido a los manifestantes de Vox con gritos contra el fascismo.

Entre ambas manifestaciones, los Mossos han desplegado un cordón policial para mantener separados a los concentrados y han controlado los accesos a la plaza, a pesar de lo cual se han producido algunos lanzamientos de huevos y de latas entre ambos grupos de manifestantes.

El portavoz de la CUP, Carles Riera, ha denunciado que "la Conselleria de Interior sigue dando libertad de expresión y de manifestación al fascismo" cuando Europa "sabe que cuando al fascismo le dejas campo para correr ataca con violencia y fomenta el machismo, el racismo y la pérdida de libertad y de derechos".

"Los fascistas campan libres por la plaza y los cuerpos de seguridad tienen encapsulados a quienes luchan contra el fascismo. Los fascistas tienen siempre un trato de favor y privilegiado y los antifascistas sufrimos la represión", se ha quejado Riera.

Por su parte, el diputado de Vox por Barcelona Ignacio Garriga ha reivindicado en su parlamento la unidad y la soberanía de España, que considera "amenazada hoy por un gobierno en manos del separatismo", al que ha exigido que "respete la soberanía del pueblo español y la Constitución".

"Exigimos al presidente del gobierno que, como prometió, traiga detenido al golpista Puigdemont y que detenga al condenado Quim Torra", ha pedido Garriga, ante los aplausos y los gritos a favor de la unidad de España de los manifestantes. 

Abascal, en la concentración de Madrid

El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha sido el encargo de leer el manifiesto frente al Ayuntamiento de Madrid, donde ha sonado el himno nacional y el clásico "¡Que viva España!" y también se ha podido ver alguna bandera carlista y una pancarta que rezaba "Sánchez vete, España no te quiere".

Ante unas 15.000 personas, según el partido, y 4.000, según fuentes policiales, Abascal ha reclamado al Gobierno de coalición del PSOE y Unidas Podemos que respete la soberanía del pueblo español y la Constitución, que, según ha dicho, "es lo mismo que exigir respeto por la libertad, la convivencia y la igualdad".

Sobre un escenario situado delante del Palacio de Cibeles, le ha exigido también que, "tal y como prometió, combata a los enemigos del orden constitucional", "traiga detenido al golpista Puigdemont" y "detenga al condenado Quim Torra".

"Porque dentro de España cabemos todos, todos menos los que quieren romper el marco de convivencia utilizando las instituciones", ha subrayado el líder de Vox, que ha animado a gritar "¡España Existe!" en estos momentos de "profunda descomposición y crisis económica".

Un llamamiento que ha hecho extensivo en nombre de la concordia nacional a los votantes de todos los partidos, incluidos los de las formaciones de izquierdas, porque "ellos son los más estafados".

Palabras que se han repetido frente a ayuntamientos de todo el país y que en Barcelona han reunido a 3.000 personas, según el partido, y cerca de mil, según el Ayuntamiento.