31 may 2020

Ir a contenido

PACTO INMINENTE

PSOE y ERC se preparan para investir a Sánchez el 5 de enero

Socialistas y republicanos esperan a la Abogacía para dar a conocer los avances en el acuerdo

El Gobierno confía en que los de Junqueras den el visto bueno definitivo en su Consell Nacional esta semana

Iolanda Mármol

El Presidente del Gobierno en funciones Pedro Sanchez durante una rueda de prensa.

El Presidente del Gobierno en funciones Pedro Sanchez durante una rueda de prensa. / DAVID CASTRO

El Gobierno se prepara para investir a Pedro Sánchez antes de Reyes. Fuentes conocedoras de la negociación han explicado a El PERIÓDICO que PSOE y ERC han dado un último impulso a la negociación y han resuelto este fin de semana los flecos que quedaban pendientes. Ambos partidos están determinados a proteger ese entendimiento que tanto ha costado tejer con todas las cautelas, de modo que no harán público un principio de acuerdo hasta que la Abogacía del Estado presente sus alegaciones a la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), previsiblemente este lunes. Si, como se espera, los Servicios Jurídicos se pronuncian sobre el fallo de forma coherente a como lo hicieron en junio, en términos cercanos a la perspectiva de partido independentista, los de Oriol Junqueras podrían dar el visto bueno definitivo en su Consell Nacional. La reunión no será antes de fin de año,  pero daría tiempo a que se realizase entre el 2 y el 4 de enero para que Sánchez sea reelegido el 5 de enero, fecha con la que ya trabajan sus asesores. A partir de ahí, nueva etapa política. Cómo funcionará el primer gobierno de coalición con una inestabilidad parlamentaria tan acusada está por ver. 

Por el momento, socialistas y republicanos buscan en estas últimas horas blindar al máximo el último avance para evitar que cualquier detalle pueda frustrar un entendimiento que lleva tejiéndose desde hace siete semanas, en una negociación especialmente sensible y opaca. El PSOE tenía prisas y ERC ninguna. Justamente es la fuerza independentista la que mayor cautela pide, también ahora. Recuerda que ya ha habido varios momentos en los que parecía que el visto bueno definitivo era inminente y se acabó “torciendo”, de forma que no quieren lanzar las campanas al vuelo. Insisten en que hasta que no se haga público, no hay nada que se pueda confirmar y guardan silencio. Insisten en que su Consell Nacional no se reunirá antes de que termine el año, es decir, ni lunes ni martes. No van más allá.

"Exultantes"

En la Moncloa cuesta algo más ocultar el optimismo. Fuentes conocedoras de las conversaciones con ERC confirman a este diario que  hay ya un ánimo “exultante” entre los colaboradores próximos a Sánchez. Tras las generales del 10 de noviembre el acuerdo con Pablo Iglesias se alcanzó en solo un día. Pero para que los republicanos pasen del ‘no’ a la abstención los socialistas han tenido que sudar la camiseta.

Ahora, el equipo de Sánchez destila satisfacción. Prevé que este lunes la Abogacía dé a conocer sus alegaciones a la sentencia del TJUE, que serían coherentes con la posición que mantuvo en junio, cuando se mostró favorable a que Junqueras recogiera el acta de eurodiputado. Después, siempre según fuentes de las negociaciones, ambas partes confirmarían el acuerdo, aunque quedaría pendiente de que ERC lo ratificase en su Consell Nacional. El presidente en funciones se comprometió a que el documento sería público y que tendría “seguridad jurídica”.

Si todo sale según lo previsto por los colaboradores de Sánchez, la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, convocará el pleno de investidura para el próximo jueves, 2 de enero. La primera votación, que Sánchez no superará porque requiere mayoría absoluta, sería al día siguiente, el 3. Si no hay problemas de última hora, por las mismas fechas ERC debería sancionar el pacto en su Consell Nacional. Tras las cuarenta y ocho horas preceptivas, el domingo 5 se realizaría una segunda votación en la que el candidato ya solo requiere más ‘síes’ que ‘noes’. Sería entonces cuando, si se ratifica el acuerdo, los 13 diputados de ERC se abstendrían para permitir la reelección del líder socialista.