Ir a contenido

El Parlament exigirá la libertad de los CDR encarcelados por terrorismo

JxCat, ERC y CUP presentan una propuesta de resolución que será aprobada en el próximo pleno

Júlia Regué

Pleno del Parlament, el 12 de noviembre.

Pleno del Parlament, el 12 de noviembre. / GUILLEM ROSET / ACN

El Parlament reclamará la excarcelación de los siete acusados de terrorismo en el pleno que se celebrará el miércoles y el jueves de la próxima semana. Los grupos independentistas han presentado una propuesta de resolución conjunta en la que exigen el archivo de la causa abierta por la Audiencia Nacional contra los miembros de los Comités de Defensa de la República (CDR) investigados por pertenencia a organización terrorista, tenencia de explosivos y estragos.

En el texto, JxCat, ERC y CUP sostienen que la causa forma parte de "una operación de Estado contra el independentismo" y denuncian "la más que probable vulneración de derechos fundamentales y sus garantías procesales". Asimismo, piden que sean trasladados a cárceles catalanas y que finalice el régimen de aislamiento en el que se encuentran algunos de ellos.

Con la mirada puesta en tribunales internacionales, llaman a las entidades especializadas en derechos humanos que se impliquen en la investigación. En otro punto condenan la "politización y opacidad" de la Audiencia Nacional y se acogen al hecho de que haya sido condenada en varias ocasiones por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Según fuentes parlamentarias, representantes de los 'comuns' han participado en una reunión con los familiares de los encarcelados, aunque no han firmado la propuesta de resolución. Sin embargo, no descartan votar a favor de esta, aunque será aprobada con o sin sus votos gracias a la mayoría independentista en el hemiciclo.   

"Presos políticos"

En una rueda de prensa en el Parlament con familiares y amigos de los detenidos, Aurora Madaula (JxCat), José Rodríguez (ERC), Maria Sirvent (CUP) y Antoni Castellà (Demòcrates) han asegurado que los detenidos son "presos políticos" y han denunciado una "instrumentalización" del término "terrorismo". Además, han asegurado que "sufrieron intentos de interrogatorio durante el traslado y que estuvieron en custodia policial 30 horas". "No pararemos de luchar por los motivos que ha llevado a estos compañeros a sufrir represión", ha espetado Sirvent.  

Los familiares han mostrado su agradecimiento a los independentistas y se han comprometido a "seguir diciendo y proclamando en todas partes que no son terroristas, no son banda armada y que no existen los hechos de los delitos por los que se les acusa". "Somos CDR y somos buena gente. Pedimos tres cosas básicas: dignidad para nuestra gente, libertad y justicia. Os queremos en casa", han zanjado.