Ir a contenido

LAS NEGOCIACIONES

ERC frena las prisas del PSOE para una investidura antes de Navidad

"Es preferible un buen acuerdo que un acuerdo rápido", defiende Aragonès en Madrid

Los independentistas mantienen su tradición y no apoyarán a Batet como presidenta del Congreso

Iolanda Mármol

Pere Aragonès ha asegurado que su partido no tiene prisa en investir a Pedro Sánchez antes de Navidad y ha defendido que es preferible un buen acuerdo a un acuerdo rápido. / EUROPA PRESS

ERC trata de capitalizar las prisas del PSOE en la negociació para investir a Pedro Sánchez antes de Navidad. Los republicanos han advertido este lunes a los socialistas que su prioridad es conseguir un buen acuerdo, pero que este objetivo no implica necesariamente un pacto rápido, máxime teniendo en cuenta que lo que se aborda no es una mera inversión presupuestaria, sino un "conflicto político". A las puertas de la segunda reunión oficial entre los equipos de ambos partidos, que se celebrará el martes en el Congreso, la plana mayor del principal partido independentista juega con el nerviosismo de los colaboradores de Sánchez, que quieren un Gobierno formado antes de fiestas. Los de Oriol Junqueras, en cambio, prefieren pisar en terreno seguro. Perdieron dos diputados en las generales del 10-N y no están dispuestos a arriesgarse a pagar en las urnas catalanas haber apoyado la investidura en Madrid. 

"Nosotros vamos a trabajar por que si hay un acuerdo sea un acuerdo sólido, con garantías, un buen acuerdo, y esto a veces es inviable con que sea también un acuerdo rápido. A nosotros el tiempo no nos preocupa, nos preocupan los contenidos", ha advertido el coordinador nacional de ERC y 'vicepresident' del Govern, Pere Aragonès desde las escalinatas de la puerta de los leones en el Congreso de los Diputados. "Es preferible que haya un buen acuerdo a un acuerdo rápido", ha insistido. 

Los republicanos lanzan ese mensaje a las puertas del encuentro del martes con el PSOE, pero no quieren enrarecer el ambiente, de forma que subrayan que no tienen prisa, pero evitan marcar una fecha u opinar sobre las posibilidades de que el acuerdo llegue antes o después de Navidad. 

"Estamos frente a un conflicto político de una envergadura tan enorme y extraordinaria que no se puede cerrar en una reunión. Tampoco vamos a dilatar artificialmente la negociación, no es nuestro estilo. No nos lilgamos a unos tiempos determinados por unas presiones externas que consideramos perfectamente legítimas, pero que no son las nuestras", ha explicado el portavoz parlamentario, Gabriel Rufián. 

Los republicanos han hecho estas reflexiones tras la reunión que ha mantenido la Ejecutiva del partido con sus grupos parlamentarios en Congreso y Senado. 

El encuentro de los republicanos llega un día antes de la constitución de las nuevas Cortes, surgidas de las elecciones generales del 10-N, cuando los parlamentarios se comprometerán a cumplir la Constitución, y se eligirán las Mesas y las presidencias de Congreso y Senado.

En la Cámara baja repetirá Meritxell Batet. En la alta Manuel Cruz será sustituido por Pilar Llop.  Los republicanos ya han adelantado que, siguiendo su tradición, no apoyarán a las candidatas socialistas, sino que en su voto (papeleta en urna) introducirán un mensaje en favor de los presos políticos o la autodeterminación.