Ir a contenido

El juez apunta que las subvenciones a una entidad soberanista fueron para el 'procés'

La fundación CatMón recibió más de dos millones de euros de administraciones, la mayoría vinculadas a CDC o ahora al PDECat

La Guardia Civil investiga si parte del dinero público supuestamente desviado financió la actividad de Puigdemont en Waterloo

J. G. Albalat

Víctor Terradellas, el 24 de mayo del 2018, cuando fue detenido por la policía tras el registro de Catmon.

Víctor Terradellas, el 24 de mayo del 2018, cuando fue detenido por la policía tras el registro de Catmon.

El juez Joaquín Aguirre apunta que los fondos públicos percibidos por la entidad soberanista CatMón a través de subvenciones irregulares podrían haber sido destinados a la realización de "viajes y entrevistas" referentes a la independencia de Catalunya, según señala en la causa por desvío de fondos públicos a fundaciones afines a la antigua CDC. Las ayudas que investiga, "por tanto", serían ajenas al ámbito propio de la fundación y "a la finalidad para la cual se destinaron" las subvenciones concedidas.

El magistrado detalla que la fundación investigada, presidida por el activista Víctor Terradellas, persona cercana al expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, recibió más de dos millones de euros de dinero de administraciones vinculadas en muchos casos a la extinta CDC y ahora a su partido heredero, PDECat. La Guardia Civil, que se ha hecho cargo de las pesquisas, está investigando el destino final de ese dinero y si parte de los fondos podrían haberse destinado a las actividades del 'expresident' en Waterloo (Bélgica).

El instructor de la causa abierta por presunta malversación de fondos públicos, entre otros delitos, se pronuncia así en el auto en que autoriza la intervención del teléfono a Terradellas, y al que ha tenido acceso EL PERIÓDICO. Según la resolución, la documentación hallada en el registro de la fundación CatMón, que fue constituida en el 2003 por políticos convergentes como los 'exconsellers' Felip Puig y  Josep Rull, "no revela una intensa actividad cooperativa internacional" que justifique la recepción de los dos millones de euros en varios ejercicios. Por el contrario, señala el juez, "la mayor parte" del material incautado el 24 de mayo del 2018 en la sede de la entidad, en la calle Fonollar de Barcelona, se refiere a la tarea desarrollada por Terradellas "para contribuir a la obtención de la independencia de Catalunya".

El togado resalta que de la vigilancia a Terradellas se desprende que "no se ha llegado a conocer actividad laboral profesional" que le reporte medios económicos. Por lo tanto, a su entender, los ingresos de las subvenciones podrían constituir su único medio de vida, "lo cual en sí mismo constituye una presunta malversación". El juez concreta que este activista y exalto cargo de CDC "tiene una nutrida agenda de contactos, reuniones y viajes, incluso internacionales, que habrían de ser financiados" presuntamente con cargo a las subvenciones. Además, expone que del contenido de una libreta personal hallada en el registro de CatMón se desprende que la mayoría de esa actividad de Terradellas se refiere al proceso independentista.

300.000 euros a Suiza

El magistrado pone como ejemplo las anotaciones sobre una cuenta corriente abierta en un banco de la localidad suiza de Crans-Montana, en la que se iban a ingresar 300.000 euros, o la logística para alojar a 200 personas (hotel y billete) para unas actividades realizadas en Berlín. Ese gasto, según esta documentación, se iba a pagar así: a través "de nosotros o de él". La Guardia Civil precisa en un informe que en ese apunte aparece encima la inscripción H10 y agrega que en la capital alemana existe un hotel de esa cadena. En esa ciudad, inciden, estuvo alojado Puigdemont en abril del 2018, cuando la Audiencia Territorial de Schlewing le dejó en libertad tras ser detenido en marzo cerca de la frontera con Dinamarca.

El juez recuerda que todas las subvenciones de la Diputación de Barcelona investigadas, alguna de ellas a CatMón, estaban relacionadas con ayuntamientos regidos en aquel momento por CDC, "una vez iniciado el llamado proceso independentista". En su opinión, se han obtenido conversaciones de WhatsApp en las que se revela el "destacado papel que tenía Terradellas en este proceso, si bien estaba en la sombra". El togado se remite a las conversaciones de este activista con Puigdemont el 25 y 26 de octubre del 2017, día anterior a la declaración unilateral de independencia (DUI), sobre la posible intermediación de Rusia, tal y como publicó EL PERIÓDICO, así como el viaje de Terradellas a Moscú. El magistrado concluye que "no es de extrañar la cercanía de Terradellas con Puigdemont", dado que se otorgó una subvención de 100.000 euros a CatMón por parte de la Conselleria de Presidència, cuestión que se está investigando.