Ir a contenido

COMUNICADO CONJUNTO

Artículo de los políticos condenados: "No es justicia, es venganza"

Centenares de personas cortan Via Laietana para protestar por la sentencia del ’procés’, en la que se condena a los lideres independentistas a penas de entre 9 y 13 anos por un delito de sedicion, este lunes.

Centenares de personas cortan Via Laietana para protestar por la sentencia del ’procés’, en la que se condena a los lideres independentistas a penas de entre 9 y 13 anos por un delito de sedicion, este lunes. / EFE / QUIQUE GARCÍA

No se ha hecho justicia. La sentencia es la triste culminación de una instrucción que no ha respetado las garantías procesales propias del Estado democrático y de derecho. Un proceso judicial que no ha buscado justicia. El Estado ha buscado venganza y castigo. El uso y abuso de la prisión preventiva, los escritos acusatorios de la Fiscalía, los informes creativos de la Guardia Civil y las declaraciones de los dirigentes políticos españoles anticipando decisiones de los tribunales que nos estaban procesando son las evidencias que demuestran todas las carencias procesales de esta causa contra el independentismo. A través nuestro se pretende escarmentar a millones de personas que en los últimos años han defendido pacíficamente el ejercicio del derecho a la autodeterminación y se han movilizado a favor de la independencia.

El procesamiento por rebelión se ha demostrado que era premeditado con el único propósito de secuestrar la voluntad de la ciudadanía expresada en las urnas. El amordazamiento de la voz de millones de catalanes y catalanas a través de la suspensión de sus representantes escogidos en las urnas es de una gravedad sin matices en términos democráticos.

Tenemos el orgullo de haber impulsado y organizado el referéndum de autodeterminación. E invitamos a toda la ciudadanía de Catalunya a sentirse orgullosa por su comportamiento el 1 de octubre y por la dignidad mostrada aquella jornada y los días posteriores.

Mantenemos intacto el convencimiento de que la decisión sobre nuestro futuro colectivo pertenece solo a la ciudadanía de este país. Nuestra voluntad de impulsar una Catalunya justa y libre es inherente a nuestra convicción democrática y pacífica. Por eso, desde la prisión de Lledoners, Puig de les Basses y Mas d'Enric, renovamos públicamente nuestro compromiso con la democracia para seguir defendiendo con plena convicción y determinación el futuro de nuestro país. Nuestra apuesta pasa porque Catalunya se convierta en un Estado independiente en forma de república. Pero antes que independentistas somos demócratas y por eso nunca renunciaremos a que sean las mujeres y los hombres de Catalunya los que se expresen libremente en las urnas para decidir el futuro político del país.

El contencioso político que vivimos no es nuevo, viene de lejos y somos conscientes de que nosotros somos un peldaño más en el largo camino hacia la libertad de nuestro país. Queremos rendir homenaje a tantos hombres y tantas mujeres que en condiciones mucho peores que las nuestras han dado lo mejor que tenían para defender la misma causa que hoy nosotros representamos, una causa que no es otra que la de la libertad de Catalunya. Especialmente recordamos y honramos al presidente Lluís Companys, juzgado y condenado por rebelión en 1934 por el equivalente al Tribunal Supremo de la época y asesinado el 15 de octubre de 1940, mañana [por este martes] hará 79 años, por decisión de otro tribunal español.

La sentencia que nos condena injustamente a 100 años de prisión por defender pacíficamente el derecho a la autodeterminación no es obstáculo, más bien al contrario, para expresar de nuevo nuestro compromiso con el diálogo y para renovar nuevamente la apuesta por encontrar mediante vías democráticas una solución al conflicto.

Alentamos a la ciudadanía a perseverar en la dignidad mostrada estos últimos años, a no perder la capacidad de indignarse y rebelarse contra decisiones injustas y sobre todo a mantener la esperanza de conquistar un futuro de justicia y libertad mediante el ejercicio efectivo del derecho a la autodeterminación.

Hacemos un llamamiento a salir a la calle y hacer que nuestra voz se escuche por todas partes, de manera firme, con todo el coraje que tengamos capacidad de manifestar y con una insobornable e incondicional adhesión a los principios y la práctica de la no violencia. Evitemos provocaciones y desautoricemos por la vía de los hechos a aquellos que quieren confundirnos y mezclarnos en las prácticas de una violencia que nunca hemos avalado ni avalaremos.

Desde la fortaleza que nos da el apoyo recibido de tantas personas y con el agradecimiento hacia toda la buena gente que anhela un futuro más próspero y una sociedad más justa y libre, y con un recuerdo especial a nuestras familias y amigos y amigas por tanto aprecio y complicidad, ¡os decimos que saldremos adelante!

Dolors Bassa, Jordi Cuixart, Carme Forcadell, Joaquim Forn, Oriol Junqueras, Raül Romeva, Josep Rull, Jordi Sànchez y Jordi Turull.