Ir a contenido

RESPUESTA A LOS INDEPENDENTISTAS

Sánchez impugnará los acuerdos del Parlament

El Gobierno condena el polémico acuerdo sucrito en la Cámara catalana por JxCat, ERC y la CUP

El presidente analizará el aumento de la crispación en el Consejo de Ministros, a su vuelta de Nueva York

Iolanda Mármol / Nueva York

El presidente en funciones, Pedro Sáchez, en la sede de la ONU en Nueva York. 

El presidente en funciones, Pedro Sáchez, en la sede de la ONU en Nueva York.  / REUTERS/ LUCAS JACKSON

El Gobierno impugnará ante los tribunales las polémicas resoluciones aprobadas este jueves en el Parlament.  Pedro Sánchez, que ha seguido los acontecimientos de la Cámara catalana en las últimas horas de su viaje a Nueva York, decide dar una respuesta rápida y contundente ante la escalada de tensión generada por el órdago institucional de las fuerzas independentistas tras la detención de siete miembros de los CDR.

El Ejecutivo impugnará las resoluciones referidas al compromiso del Parlament para liderar una respuesta institucional a la sentencia del 'procés'; la que insta a impulsar un acuerdo de amnistía y la autodeterminación y la que pide la  retirada de los agentes de la Guardia Civil en Catalunya al considerar que  este cuerpo "se ha mostrado abiertamente como una policía de caracter político". 

Tras seguir el desarrollo de la convulsa sesión en el Parlament, el Gobierno ha emitido un comunicado en el que anuncia que está estudiando el contenido concreto de lo aprobado para impugnar y actuar jurídicamente contra las resoluciones aprobadas con los votos favorables de JxCat, ERC y la CUP.  La Moncloa explica que se trata de una "decisión política", pero no concreta todavía ante qué tribunal presentará su recurso y recuerda que las resoluciones del Parlament todavía no han sido publicadas oficialmente. Hasta que no lo sean, no se puede actuar contra ellas.  

El domingo, en Gavà

El presidente en funciones tiene viajó de vuelta a Madrid este jueves a última hora de la tarde, tras cuatro días con una apretada agenda en Nueva York, y llegará a la Moncloa  este viernes para presidir el Consejo de Ministros, que se celebra a las nueve y media de la mañana.

Es previsible que el gabinete analice, entre otros asuntos, el incremento de la tensión en Catalunya a las puertas de la sentencia del juicio del 'procés' y en un contexto electoral. Sánchez ha evitado en Nueva York responder a si el Gobierno considera que hay un salto cualitativo en el mundo independentista que haga temer ataques. El jefe del Ejecutivo se ha limitado hasta ahora a pedir al 'president', Quim Torra, que condene la violencia. 

Está por ver si en las próximas horas Sánchez endurece el tono. En el último pleno del Congreso, la semana pasada, advirtió que aplicará "cualquier artículo de la Constitución" si la Generalitat vulnera le ley. En medio de este clima de crispación, asisitirá este domingo a la Fiesta de la Rosa del PSC, en Gavà (Barcelona), que se convertirá en el primer acto de la precampaña socialista ante el 10-N. 

El presidente explicó a los periodistas durante una conversación informal en la residencia del embajador español en Manhattan que indudablemente la sentencia del juicio del 'procés' iba a sacudir la contienda electoral. La duda es en qué dirección lo hará y cómo puede afectar al voto una vuelta a la crispación.

Fuentes gubernamentales recuerdan que Catalunya marcó la agenda de la campaña andaluza, en la que Susana Díaz perdió la presidencia de la Junta, en diciembre del 2018. Sin embargo, la cuestión catalana salió del foco en las generales del pasado 28 de abril, que estuvieron marcadas por el pulso entre las fuerzas progresistas y el denominado grupo de la 'foto de Colón' (PP, Cs y Vox). Por el momento, Ejecutivo se mantiene hermético sobre lo que pueda suceder en términos electorales y de orden público.