Ir a contenido

LA ENCRUCIJADA CATALANA

El 'botín' de la Diputación de Barcelona

La institución provincial es la mayor de España, con un presupuesto de 955 millones de euros

84 cargos de confianza asesoran a los 51 diputados y tiene más de 4.000 trabajadores

Jose Rico

Fachada de la sede de la Diputación de Barcelona, en la Rambla de Catalunya

Fachada de la sede de la Diputación de Barcelona, en la Rambla de Catalunya / JOSEP GARCIA

La Diputación de Barcelona puso en marcha ayer un proyecto de mejora de la seguridad entre los kilómetros 6,320 y 12,220 de la carretera BV-1468, que une Vallvidrera y Molins de Rei, con una inversión de 1.258.873 euros. También inició los trabajos forestales de trituración de restos vegetales en el Parc de la Serralada de Marina (Tiana), afectados por la plaga del tomicus, un escarabajo perforador que afecta los bosques de pinos en la zona del Maresme y, que seca y mata los distintos árboles. El presupuesto: 20.000 euros.

Como si fueran dos caras de la misma moneda, la capacidad de las diputaciones provinciales para ejercer competencias en favor de los municipios más pequeños discurre en paralelo a su controvertida política de contratación de personal y al suculento pastel económico que suelen manejar, factores que les confieren un gran poder en la sombra, cuya gestión apenas pasa factura a los partidos que las dirigen.

Barcelona es la joya de esta corona provincial. Es la diputación más grande de España, tanto en tamaño como en presupuesto. Este año gestiona 955,24 millones de euros, un montante que sufrió en su día las restricciones de la crisis económica, pero que lleva la etiqueta de "expansivo" desde hace varios años y que en los últimos ocho ha crecido en casi 300 millones. Hace dos mandatos, en el 2011, la institución contaba con un presupuesto de 661,8 millones. Las cifras de este año fueron apoyadas por el PDECat, ERC y el PSC, la abstención de la Entesa y los votos en contra del PP, Ciutadans y la CUP.

La plantilla

El otro gran pedazo del pastel de la diputación es la gran cantidad de cargos a los que da cobijo. La plantilla del ente es de 4.076 trabajadores, aunque hoy 1.749 de esas plazas están vacantes. La cifra tope de personal eventual fijada por ley para el organismo es de 92, pero hay ocho vacantes. Es decir, 84 cargos de confianza para 51 diputados provinciales. Un asesor y medio por cada cargo electo.

Entre estos cargos hay asesores de los grupos, tanto del gobierno como de la oposición, técnicos de áreas y jefes de gabinete o de prensa. Su función oficial es más técnica que política, pues se ocupan de analizar las decisiones de la institución y proponer al partido para el que trabajan nuevas iniciativas. Sin embargo, a menudo, estos puestos sirven para reciclar a excargos públicos o premiar a dirigentes orgánicos.

El salario de un asesor de grupo y de un asesor técnico de presidencia o de área oscila, según la categoría, entre los 2.473,96 euros y los 5.825,85 euros brutos al mes, en 14 pagas. En el caso del presidente de la diputación, la remuneración se eleva hasta 7.468,91 euros brutos mensuales. De los 955 millones de presupuesto del organismo supramunicipal, los gastos de personal se comen 220 millones, el 23%.

97 millones de deuda

A finales del 2018, la diputación barcelonesa arrastraba una deuda con cinco entidades financieras de 97.385.110,54 euros y preveía amortizar unos 20 millones a lo largo de este 2019.

Este es el 'botín' que heredará el nuevo presidente o presidenta de una diputación que ha tenido que consultar a la Junta Electoral Central el sistema para elegir a su jefe de filas en el caso de que haya más de un candidato y sin una mayoría clara, una situación inédita en la corporación.

En el pleno de constitución de este jueves, el PSC (16) y JxCat (7) no llegan a la mayoría absoluta pero suman más que una hipotética alternativa de ERC (16) y los 'comuns' (5). En cambio, si estos últimos se alinearan con Esquerra (16) y JxCat (7), los tres sí alcanzarían la mayoría absoluta, con 28 votos de los 51.

Temas: Diputaciones