Ir a contenido

ELECCIONES DEL 26-M

La JEC prohíbe a Puigdemont, Comín y Ponsatí presentarse a las europeas

La institución atiende la petición del PP y Cs de impedir esas candidatura por estar en situación de "rebeldía procesal"

JxCat anuncia que Gonzalo Boye, Xavier Trias y Beatriz Talegón sustituirán "de forma provisional" a los vetados

Daniel G. Sastre / Fidel Masreal

Vídeo de la resolución emitida por la JEC, en respuesta a los recursos presentados por el PP y Ciudadanos contra la inclusión de Puigdemont, Comín y Ponsatí. / EFE VÍDEO

El cara a cara entre Carles Puigdemont y Oriol Junqueras en las elecciones europeas del 26 de mayo está en el aire. La Junta Electoral Central (JEC) dejó este lunes poco margen para que los dos principales líderes del independentismo se enfrenten en las urnas, porque acordó prohibir al expresidente catalán y a otros dos candidatos de su lista al Europarlamento –Toni Comín y Clara Ponsatí– que concurran a los comicios.

La resaca electoral no pudo ser más dura para Junts per Catalunya. A la caída en votos y escaños en las generales, y a la constatación de que la hegemonía soberanista está, hoy por hoy, en manos de Esquerra, se unió el golpe de la Junta Electoral Central. El organismo decidió atender las reclamaciones del PP y Ciudadanos contra la presencia de Puigdemont y los otros dos exiliados en la lista neoconvergente –que para las europeas adopta el nombre de Lliures per Europa–, y lo hizo el mismo día en el que finalizaba el plazo para inscribir las candidaturas, que este martes se publicarán en el BOE. JxCat tendrá entonces 48 horas para interponer un recurso contencioso administrativo contra la anulación.

El diputado electo al Congreso Jaume Alonso-Cuevillas anunció que el abogado Gonzalo Boye, el excaldalde Xavier Trias y Beatriz Talegón serán las personas que sustituirán «de forma provisional» a los tres vetados, «con la seguridad de que los recursos» que presentarán en tribunales europeos «prosperarán y se restituirá la candidatura anterior. Menos confianza tienen en el Tribunal Supremo y el Tribunal Constitucional, en los que impugnarán la decisión de la JEC en primera instancia.

El primer comunicado de la JEC era breve, y no explicaba los motivos de una decisión que excluye a los tres primeros candidatos de la lista neoconvergente. JxCat no recibió la resolución definitiva hasta las 18.42 horas, cuando ya había terminado el plazo oficial para la inscripción de candidaturas a las europeas. La Junta dio a la formación hasta las ocho de las noche para que rehiciera la lista y formalizara el trámite.

Documento

Resolución de la JEC sobre Puigdemont, Comín y Ponsatí

Resolución de la JEC sobre Puigdemont, Comín y Ponsatí

La JEC da la razón a PP y Cs y considera a Puigdemont, Comín y Ponsatí «inelegibles» por varios motivos. «No pueden tener la cualidad de electores» los que tienen «limitados sus derechos políticos y que voluntariamente se han situado en una posición –procesados y en situación de rebeldía– que integra [...] un impedimento insalvable para el acceso a la candidatura», dice el texto. Interpretan que, según la ley, los que no pueden ser electores no pueden ser elegidos. Y también que, pese a que los tres están inscritos en el censo español, no han notificado que «no residen en sus domicilios en España, como es notorio», y tampoco se han inscrito en el Censo de los Electores Residentes Ausentes (CERA).

Cuatro votos particulares

Esta resolución tiene una importante salvedad, que dirigentes de JxCat presentaron como prueba de que es «antidemocrática y vergonzosa», en palabras del vicepresidente del Parlament Josep Costa. Y es la de que cuatro de los 13 magistrados de la Junta Electoral, incluidos su presidente y su vicepresidente, formularon un voto particular contra la decisión mayoritaria. En su opinión, los recursos del PP y Ciudadanos tendrían que haberse desestimado, y Puigdemont, Comín y Ponsatí deberían poder presentarse a las elecciones europeas. 

En el voto particular, los discrepantes afirman que «ningún español mayor de edad puede ser privado de su condición de elector», que aunque un ciudadano no esté inscrito en el censo podrá ser proclamado candidato «siempre que acrediten que reúnen las condiciones exigidas para ello», y que la situación de rebeldía penal «no está incluida como causa de inelegibilidad». Además, añaden que la Junta Electoral no puede «acordar la exclusión del censo de un ciudadano», porque esa función corresponde exclusivamente a la Oficina del Censo Electoral.

JxCat irá a la justicia europea

JxCat prevé desplegar en breve acciones jurídicas no solo en España, sino en Europa, con el convencimiento de que los tribunales europeos les darán la razón.

La resolución de la JEC propició una reacción airada de JxCat, y la solidaridad del resto del independentismo. «Acabamos de recibir a las 18.42 horas los motivos de la JEC para excluirnos de la lista europea. El plazo para presentar alternativa se acaba a las 20 horas. Se confirma el escándalo jurídico y el golpe a la democracia en el fondo y la forma», escribió el propio Puigdemont en las redes sociales. Su abogado, Gonzalo Boye, afirmó que la decisión de la Junta Electoral «aboca las elecciones a la nulidad».

ERC defendió el «derecho» de Puigdemont a ser candidato en las europeas y le expresó su apoyo, además de lamentar que la Junta Electoral impida su candidatura, en lo que considera como «una nueva muestra de represión» del Estado. La CUP resumió la situación con otro mensaje en Twitter: «Lo llaman democracia y no lo es».  

Al ser unas elecciones de ámbito estatal donde rige la circunscripción única, la JEC es el organismo encargado de supervisar el proceso electoral y la pasada semana ya dio vio libre a la coalición Junts, formada por Junts per Catalunya y sus marcas precedentes del PDeCAT y la antigua Convergència (CDC).