Ir a contenido

PULSO NEOCONVERGENTE

Pascal se enfrenta a Puigdemont y alienta una escisión en el PDECat

La excoordinadora general del PDECat abre la puerta a crear un nuevo partido que no esté subordinado al 'expresident'

A su juicio hay mucha gente que se siente "huérfana" y cree que hay que atenderles

EFE

La excoordinadora general del PDeCAT, Marta Pascal.

La excoordinadora general del PDeCAT, Marta Pascal. / DANNY CAMINAL

La excoordinadora general del PDECatMarta Pascal, se ha sacado este sábado la espina que Carles Puigdemont le clavó hace unos meses cuando forzó su dimisión como coordinadora del PDECat y ha abierto la puerta a crear un nuevo partido que no esté subordinado al 'expresident' para acudir a unas futuras elecciones al Parlament de Catalunya. En su opinión, hay mucha gente en el partido posconvergente que se siente "huérfana" y cree que hay que atenderles.

En un acto de campaña en Girona, vía vídeoconferencia desde Waterloo, Puigdemont ha replicado, aunque sin citarla, a Pascal y se ha reivindicado como bandera del independentismo frente a quienes abogan "por la política de siempre" y "están paseando por los medios y diarios su dolor".

"El catalanismo ha sido siempre factor de modernización y la comodidad no moderniza nada, solo garantiza el conservadurismo", ha añadido el 'expresident'.

En una entrevista en La VanguardiaPascal ha dicho que no está "de acuerdo con la situación" y cree "que ha llegado el momento de actuar", al tiempo que ha censurado la posición de "subordinación de David Bonvehí", actual presidente del PDECat, respecto de Waterloo.

Para la actual senadora del PDECat, "esto no puede seguir así", hay que hablar claro a la gente y "salir del actual bucle", por lo que se ha mostrado partidaria de "trabajar pacientemente para la única solución posible en Catalunya: un referéndum acordado".

Aunque ha dicho que es Artur Mas quien tiene que decidir si debe volver a la política, ha asegurado que el espacio que ella defiende "debe ser un esfuerzo compartido por diversas generaciones".

Críticas a Puigdemont

Pascal se ha mostrado muy crítica con Puigdemont y ha considerado un "error" pretender una Catalunya "guiada por control remoto".

"Catalunya no se puede dirigir desde Waterloo, ni se puede regir desde la emotividad desbordada y la antipolítica", ha afirmado, a la vez que ha asegurado que las discrepancias con Puigdemont vienen de lejos y que ella era partidaria de convocar elecciones a finales de octubre del 2017.

"Concesiones a la CUP"

"Nunca tuvimos que dejarnos arrebatar el autogobierno. Hicimos demasiadas concesiones a la CUP, organización con la que nada tenemos que ver", ha remarcado.

Pascal también fue contraria a la retirada de la primera línea política de Artur Mas, en enero del 2016, y cree que tampoco entonces se tenía que haber cedido a "la presión de la CUP", porque no se puede perder la "identidad" ni ceder tanto espacio a la izquierda.

Ha dicho que la dirección del PDECat ejerció su responsabilidad apoyando la moción de censura a Mariano Rajoy porque era el "paso necesario para intentar abrir un nuevo tiempo político", aunque Puigdemont "seguramente creía que era mejor mantener un escenario de fuerte confrontación".

Pascal considera que la enmienda a la totalidad de los presupuestos por parte del PDECat, ordenada por Puigdemont cuando ella ya no estaba al frente del partido, "fue un grave error" y se ha preguntado si se quiere "regalar a un partido de extrema derecha el eje de la influencia política de España".