Ir a contenido

catalunya

Almunia recuerda a Puigdemont que la UE apoya a España

El exvicepresidente de la Comisión Europea Joaquín Almunia ha señalado la necesidad de reformar la Constitución para acercarla al proyecto europeo

Miguel Ángel Rodríguez

El exvicepresidente de la Comisión Europea Joaquín Almunia ha comparecido esta mañana en la Comisión para la Evaluación y Modernización del Estado Autonómico del Congreso, donde ha señalado que todos los países que conforman la Unión Europea han manifestado su "respeto escrupuloso" al "imperio de la ley" ante la situación que está teniendo lugar en Catalunya. En este sentido, Almunia ha bromeado con la "decepción" que sintió el expresident de la Generalitat Carles Puigdemont ante la respuesta de los países de la UE. "¿Qué se creía?", se ha preguntado.

En una comisión en la que solo han estado presentes el PSOE, PP y Compromís, Almunia ha evitado en todo momento dar su opinión sobre Catalunya. "No voy a entrar en consideraciones políticas", ha afirmado. Aún así, a la entrada de la misma, Almunia se ha dirigido a los medios para mostrar su preocupación ante la situación actual y asegurar que está de acuerdo al "101 por ciento" con la posición del Gobierno de Pedro Sánchez de ofrecer un mayor autogobierno pero no la posibilidad de autodeterminación.

Además, el exdiputado ha avisado que las declaraciones del president de la Generalitat, Quim Torra, hacen "peligrar la estabilidad en Catalunya, y la cohesión en la sociedad catalana".

Reformar la Constitución

Almunia, que fue diputado en el Congreso desde 1979 hasta el año 2004, ha opinado que habrá que discutir, en un futuro, más reformas constitucionales. "No hemos acabado la tarea de integrar el estado de autonomías con las competencias del Estado", ha señalado el exvicepresidente de la Comisión Europea que considera que también se deberán reformar algunos de los tratados de la UE.

En la reforma de la Constitución planteada, Almunia ve necesario la inclusión de "una cláusula europea" que implique el "compromiso político y de futuro" y el sentimiento de "pertenencia al proyecto europeo". En esta línea, ha hecho hincapié en explicitar en la Constitución la "primacía de las normas jurídicas de la UE sobre el ordenamiento interno" siempre que no conlleven perjuicios de "la supremacía de la Constitución a la hora de proteger principios y valores fundamentales".   

Así mismo, ha explicado que la carta magna debería recoger "las vías de participación de las comunidades autónomas". Almunia ha insistido en que "hay que articular la participación de las comunidades autónomas en la fase ascendente de la toma de decisiones" que el Gobierno central lleva a la UE. Finalmente, ha planteado la configuración de un Senado federal "con presencia directa de los gobiernos autonómicos" que sirviera de "punto de conexión" para todos los demás mecanismos de participación.