Ir a contenido

DIÁLOGO "EN EL ORDENAMIENTO JURÍDICO VIGENTE"

Nogueras, señalada como responsable del fiasco de la moción del PDECat

La última ejecutiva constata la fuerza del sector moderado en el partido

El Govern admite que Sánchez "es mejor" que Rajoy frente a la opinión de los 'puigdemontistas'

Daniel G. Sastre

Nogueras, señalada como responsable del fiasco de la moción del PDECat

POL SOLA/ACN

El PDECat busca estos días explicaciones al fiasco de la moción que pactó con el PSOE en el Congreso la semana pasada para impulsar el diálogo entre el Gobierno y la Generalitat. Los nacionalistas se echaron atrás en el último momento por la indignación que provocó en parte del independentismo que el texto incluyera una referencia a la búsqueda de soluciones "en el marco del ordenamiento jurídico vigente". 

Precisamente la encargada de oficializar la marcha atrás en una rueda de prensa el pasado miércoles, la diputada Míriam Nogueras, es la señalada por sectores del partido como responsable de una marcha atrás que provocó que el portavoz del PDECat en el Congreso, Carles Campuzano, pusiera su cargo a disposición de la dirección de la formación y que evidenció que tras el congreso de julio siguen conviviendo varias sensibilidades en el interior del partido.

Pese a que en aquel cónclave el sector 'puigdemontista' logró dos grandes victorias -la defenestración de Marta Pascal y la inclusión en la dirección de varios miembros de esa corriente, como Nogueras-, el peso de los moderados sigue siendo importante. Tanto que en la ejecutiva del pasado lunes se constató que la vía menos inflamada es la preferida por la mayoría de los diputados del PDECat en Madrid.

Pese a que algunas fuentes restan importancia a las discrepancias que se expresaron en esa reunión -"se constató que esta dirección no funciona a la búlgara", señalan-, otras afirman que quedó claro que Nogueras no cumplió la semana pasada con su flamante función de coordinadora política en el Congreso. "Ella es muy de Twitter, 'rufianesca', y está aprendiendo que la política no solo es eso", dicen otras voces del partido.

La mano de Puigdemont

La figura de Carles Puigdemont emerge detrás de la polémica. El expresidente de la Generalitat necesita, desde Waterloo, que se evite transmitir la imagen de normalidad política. Pero miembros de la dirección del PDECat, entre ellos el actual máximo dirigente de la formación, David Bonvehí, son partidarios de dar margen al Gobierno del PSOE para ahondar en el diálogo. "La situación ha cambiado, Mariano Rajoy ya no está en la Moncloa", recuerdan.

Nogueras, cercana a Puigdemont, trabaja precisamente para que se visualice que, en esencia, el escenario con respecto al debate independentista es el mismo que cuando el PP estaba en el poder. Pero incluso altos cargos de la Generalitat mantienen reuniones asiduas con sus colegas en los ministerios. Este mismo martes, la propia Elsa Artadi -considerada hace unos meses una de las principales colaboradoras del 'expresident'- admitió que el Gobierno socialista "es mejor que lo que teníamos", aunque animó a Sánchez a no quedarse en las "buenas palabras" y a "seguir dando pasos adelante". Y Bonvehí ha ratificado a Campuzano como portavoz en el Congreso.