Ir a contenido

corrupción

Una fundación andaluza para desempleados gastó 15.000 euros en un club de alterne

Los extractos bancarios, hechos públicos por el PP, desvelan 15 cargos en una sola noche que fueron anulados dos días después

Julia Camacho

Interior de un prostíbulo.

Interior de un prostíbulo.

Dinero público destinado a los desempleados que acabó despilfarrado en juergas y prostíbulos. Los extractos bancarios confirman que una tarjeta de crédito vinculada a la Fundación para la Formación y el empleo (Faffe) de la Junta de Andalucía recibió varios cargos por importe de casi 15.000 euros de un prostíbulo de Sevilla en una sola noche, aunque fueron anulados dos días después.

Los gastos demuestran que la Faffe, la fundación creada por la Junta de Andalucía para formar a los parados, “acabó siendo una agencia para el enchufismo, que gastó el dinero de todos los andaluces en juergas, hoteles y restaurantes”, según denunció este lunes la secretaria general del PP andaluz, Dolores López, al desvelar los extractos bancarios. Unos datos facilitados por el ejecutivo autonómico al juzgado que investiga las irregularidades en subvenciones para cursos de formación gestionados por esta fundación,  curiosamente el mismo del caso ERE, y que según los populares echa por tierra las negaciones y los desmentidos del gobierno de Susana Díaz sobre la existencia de estas tarjetas o su uso indebido.

Juerga hasta las 3 de la madrugada

Los gastos por 14.737 euros corresponden a la noche del 22 de marzo, el mismo día en que el entonces presidente andaluz, José Antonio Griñán, remodeló su ejecutivo y apartó de Empleo a Antonio Fernández, investigado en los ERE y responsable en última instancia de la Faffe. Los movimientos dan cuenta de la juerga en el club de alterne: empiezan a las 21 horas de la noche y terminan en torno a las tres de la madrugada. Y también que la fiesta fue de menos a más, ya que inicialmente los cargos eran de apenas 500 euros y terminan con un importe de 1.490 euros. Todos los importes fueron anulados sobre las 21,30 horas de la noche del 25 de marzo, tres días después, por alguien de la propia fundación.

La tarjeta bancaria con la que se hicieron los pagos supuestamente estaba en poder de la cúpula de la fundación. De hecho, el exdirector de la Faffe Fernando Villén ya llegó a reconocer en una entrevista en el diario ABC en el mes de mayo que efectuó un cargo en un club de alterne por importe de 500 euros al confundir la tarjeta de empresa con la suya particular, pero que devolvió de inmediato el dinero.

Enchufismo

“Nadie se traga” que 15 pagos sucesivos “se hicieran por error”, denunció este lunes el PP, “la Faffe acabó siendo una agencia para el enchufismo, que gastó el dinero de todos los andaluces en juergas, hoteles y restaurantes”. Hacía alusión al informe de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil que confirma que esta fundación, creada en 2003 y que gestionó un presupuesto de 300 millones de euros hasta su disolución en 2011, era una “agencia de colocación” al servicio del PSOE y que unas 200 personas fueron “enchufadas”.

Para el PP, los datos que ya obran en el juzgado –y que les han llegado al ser la formación conservadora acusación particular en la instrucción--, demuestran el uso irregular de esos fondos públicos y “la sucesión de falsedades” aportadas tanto por la presidenta de la Junta, Susana Díaz, como por otros destacados miembros de su gobierno y del PSOE, ya que negaron inicialmente que hubiera tarjetas de crédito en la Junta aunque semanas después tuvieron que reconocerlas. El partido de la oposición denuncia además que entre la documentación remitida por la Junta al juzgado aparece el contrato de otra tarjeta de crédito vinculada a la Faffe, tal y como aseguró una testigo de la causa, pero de la que no se aportan movimientos bancarios.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.