Ir a contenido

TÍTULO DE LA REY JUAN CARLOS

Casado enseña los trabajos y deja en evidencia a Cifuentes

El portavoz del PP defiende que no asistió a clase porque convalidó 18 de las 22 asignaturas

La reacción del político contrasta con las lagunas de las explicaciones dadas por la presidenta

Pilar Santos

Casado enseña los trabajos y deja en evidencia a Cifuentes

FERNANDO VILLAR (EFE)

Cristina Cifuentes comprobó este martes aquello de que las comparaciones son odiosas. El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, convocó a una cincuentena de periodistas y blandió la matrícula y los trabajos que realizó en el máster de Derecho Autonómico y Local de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), el mismo que la presidenta de Madrid, para frenar las dudas desatadas sobre su currículum. Admitió que le resulta "humillante" tener que aportar tantas pruebas porque actuó como "un estudiante más" en aquel curso 2008-2009 y sin ningún "trato de favor". "En mi casa se ha primado siempre el academicismo (...) Tengo la plena conciencia de que he hecho lo correcto", aseguró.    

La diferencia entre la reacción de Casado al mostrar los trabajos y la de Cifuentes deja en un lugar todavía más delicado a la dirigente regional, que está al filo del precipicio después de que Ciudadanos pidiera su dimisión el lunes

Casado explicó que realizó el máster porque tenía intención de hacer el doctorado. Equivalía a 60 créditos y por su formación anterior (licenciado en Derecho) logró que le convalidaran 40, el máximo permitido, apuntó. El vicesecretario del PP comentó que recibió esa información el primer día que se entrevistó con el director del curso, Enrique Álvarez Conde. Este le explicó las convalidaciones que podría tener y que los créditos que le quedaran pendientes los podría completar mediante la realización de trabajos. Por eso no tuvo que ir a clase ni realizó examenes, argumentó.

Solo 4 de 22 asignaturas

El dirigente conservador especificó que el curso tenía 22 asignaturas y pudo convalidar 18. Solo le quedaban 20 por desarrollar. Para ello redactó cuatro trabajos, que enseño este martes. "Soy ordenado y me he alegrado de encontrarlos", declaró. Uno, el más largo, el de fin de curso (el que Cifuentes no encuentra) ocupa 55 páginas y lo tituló "Las competencias de las comunidades autónomas en materia de la Administración de Justicia". Este estudio le aportó 12 créditos. Los otros ocho los consiguió con otros tres trabajos. 

Durante los meses en que realizó este máster, Casado era diputado en la Asamblea madrileña y presidente de Nuevas Generaciones en esa comunidad, tareas que contabilizó también, dijo sin darle importancia, con el estudio de la licenciatura de Administración y Dirección de Empresas en la misma URJC.

"Soy mucho menos que el prestigio de una universidad", afirmó para defender que la Rey Juan Carlos haya abierto una investigación sobre las titulaciones del Máster de Derecho Autonómico y Local. Con las pruebas aportadas, Casado intentó frenar las posibles consecuencias de la información del diario El País, que el lunes por la noche publicó que el vicesecretario no se acordaba si acudió a las clases. El dirigente político lamentó que el rotativo no esperara a que buscara todos los documentos que tenía en su casa para despejar las dudas. 

Al ser preguntado en qué lugar deja su manera de actuar a Cifuentes, respondió que él confía en las explicaciones que ella ha dado. "Yo solo puedo hablar por mí", añadió.

Casado ofreció una veintena de entrevistas en menos de 24 horas para intentar aclarar la situación. En Onda Cero, el martes por la mañana admitió que a "nadie le gusta verse envuelto en esto". "No hubiera cometido este error porque no me hacía falta este título", insistió. "Yo era un chaval de 26 años, no tenía ningún puesto ejecutivo. Fui sin conocer a nadie en ese máster y yendo como una persona absolutamente anónima", continuó.

Eligió a la Universidad Rey Juan Carlos porque es "excelente" y se encontraba "muy cerca" de su domicilio. "Yo quería investigar sobre derecho internacional público. Esta titulación era derecho autonómico y local y pensé que para la investigación era un acceso que era correcto", explicó.

Casado reconoció que no ha ido a retirar la certificación del título porque finalmente no ha hecho el doctorado y no considera que ha actuado erróneamente al ponerlo en su currículum: "Pensé que nadie me fuera a poner en duda".