Ir a contenido

LA ENDIABLADA INVESTIDURA

JxCat y ERC reivindican a Puigdemont pero buscan ya un plan d

Los independentistas defienden su derecho a ser 'president' en un pleno simbólico

Torrent esquiva de momento la presión para que provoque el choque con el Estado

Daniel G. Sastre

Votación en el pleno del Parlament. / ELISENDA ROSANAS (ACN)

Votación en el pleno del Parlament.
Inés Arrimadas durante su turno de réplica.
Miquel Iceta.
Xavier Garcia Albiol durante su intervención.
Diputados independentistas con camisetas a favor de la liberación de los presos políticos.
El presidente del Parlament, Roger Torrent.
El presidente del Parlament, Roger Torrent, junto a la secretaria cuarta de la mesa, Alba Vergés.
El portavoz adjunto de JxCat, Eduard Pujol, este miércoles en el Parlament.

/

Sin comprometerse a transformar las proclamas en realidad, el Parlament ha aprobado este miércoles una propuesta genérica para reconocer el derecho de Carles PuigdemontJordi Sànchez y Jordi Turull a convertirse en el presidente de la Generalitat, y otra para defender que se libere a los políticos catalanes que están presos. Pero, mientras tanto, los partidos independentistas llevan días buscando un plan d que permita recuperar el autogobierno.

El pleno de este miércoles, convocado en principio para todo lo contrario, ha servido para constatar la división del independentismo. La CUP ha reclamado que se pase de las palabras a los hechos, y que se convoque una sesión efectiva para investir a Puigdemont. Sin embargo, los partidos soberanistas mayoritarios son conscientes de la dificultad de llevar a cabo esos planes y, antes de tomarse unos días de vacaciones, han aprovechado la jornada para los últimos contactos informales.

Fuentes conocedoras de las negociaciones advierten de que es probable que el acuerdo no llegue en breve. Si no logran alcanzarlo antes del 22 de mayo, se repetirán las elecciones catalanas. Quienes tienen más números de ser el próximo 'president', si se impone la idea de terminar con la aplicación del artículo 155 de la Constitución, siguen siendo Elsa Artadi y el alcalde de MollerussaMarc Solsona. La opción de Quim Torra, también diputado de Junts per Catalunya, no es en principio del agrado del PDECat.

Por ahora, la CUP y una parte de JxCat piden tratar de investir a Puigdemont, a sabiendas de que no sería una investidura efectiva, a no ser que fuera acompañada de medidas de fuerza que en este momento parecen muy lejanas. Máxime cuando el Tribunal Constitucional ha dictado unas medidas cautelares que exigen que el candidato a 'president' esté presente en la Cámara durante la sesión.

ERC es más prudente. La decisión final debería tomarla el presidente del Parlament, el republicano Roger Torrent, y es más que probable que, de intentar una investidura expresamente prohibida, el peso de la ley cayera sobre él y sobre el resto de miembros de la Mesa de la Cámara. Por ello, Esquerra exige que se forme cuanto antes un Govern efectivo que pueda pasar página de la intervención de la Generalitat. 

De momento, Torrent ya ha dejado este miércoles en la nevera una primera solicitud de Puigdemont: JxCat pidió a la Mesa que le permitiera delegar su voto, pero el asunto no se tratará hasta el próximo pleno. El presidente de la Cámara se ha sacudido la presión, pero sabe que seguirá estando en el foco. La nueva presidenta de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) , Elisenda Paluzie, ya ha pedido también que el Parlament haga "un acto de soberanía" y convoque un pleno para investir a Puigdemont

Petición de pleno de investidura

Pero este miércoles ha sido la CUP quien más ha apretado a Torrent. "Pedimos un pleno ya para investir a Puigdemont. Asumiremos todas las consecuencias que haga falta", ha dicho Carles Riera en nombre de una formación que de momento, y a diferencia de JxCat y ERC, no tiene a ningún representante entre rejas.

Las intervenciones de JxCat y ERC han sido más retóricas. La representante de la candidatura de Puigdemont, Gemma Geis, ha recordado que los independentistas han intentado presentar a tres candidatos a 'president' -Puigdemont, Sànchez y Turull-, pero ninguno ha salido adelante por la "conculcación de sus derechos políticos". Y, sin comprometerse con ninguna fecha concreta, Geis ha añadido: "No renunciaremos a la investidura de Puigdemont, haremos lo posible para defender su legitimidad para ser 'president'".

ERC, en su línea de las últimas semanas -que busca ampliar los márgenes del conflicto-, ha defendido que la "persecución" del Estado no es solo contra los soberanistas. "Han prohibido libros, canciones, protestas en la calle en Murcia... Nadie está seguro en este Estado. Estamos en una situación de emergencia nacional", ha dicho la diputada Anna Caula

Los 'comuns' apoyan la liberación de los presos

Los partidos no independentistas también han utilizado tonos muy diferentes. Mientras Catalunya en Comú incluso votaba a favor de la liberación de los presos -aunque en contra de "garantizar los derechos" de Puigdemont y Sànchez a someterse a la investidura-, Ciutadans subrayaba las "falsedades y barbaridades" de las propuestas de JxCat, ERC y la CUP. La líder naranja, Inés Arrimadas, ha asegurado que no es cierto que la ONU haya aprobado una resolución a favor de los derechos de Sànchez. "Solo es una admisión a trámite", ha recordado, en consonancia con el portavoz del PSCFerran Pedret. La dirigente de Cs también ha afirmado, que, en contra de lo que opinan los independentistas, España "no es un país dictatorial".

0 Comentarios
cargando