04 abr 2020

Ir a contenido

LA CAMPAÑA SOCIALISTA

El PSC juega la 'carta Borrell'

El exministro, comodín para el final de la partida electoral

Roger Pascual

El exministro y expresidente del Parlamento Europeo, Josep Borrell.

El exministro y expresidente del Parlamento Europeo, Josep Borrell. / EFE / JAVIER ETXEZARRETA

El PSC ha reservado para el final de la partida electoral la 'carta Borrell'. El exministro, pese a haber rechazado ir en el número 3 de la lista de Miquel Iceta porque ya no aspira a cargos representativos, ha decidido implicarse a fondo en la campaña y tendrá a partir de este viernes agenda propia en la candidatura socialista.

Borrell ha sido una de las voces del socialismo catalán más críticas con el independentismo. Fue la cara visible del PSC en la manifestación del 8 de octubre, la primera organizada por Societat Civil Catalana en la que la dirección socialista animaba a sus militantes a participar y que marcó el acercamiento definitivo a la entidad antiindependentista (como demuestra que el vicepresidente de SCCÁlex Ramos, vaya en las listas del PSC). "No empuje al país al precipicio", le reclamó a Carles Puigdemont menos de tres semanas de la declaración de independencia, una imagen, la del precipicio, que Iceta ha reiterado en todos su mitines.

El que fuera fugazmente candidato del PSOE a la presidencia del Gobierno estará el sábado en Salou, Mollet y Pineda. El domingo acompañará a Iceta, Pedro Sánchez y José Luis Rodríguez Zapatero en el acto central de campaña en Barcelona. El lunes el expresidente del Parlamento Europeo participará en un acto europeísta en la sede de Brcelona y, tras una comida en Santa Coloma de Gramenet, acudirá al acto de Badalona. El martes tendrá un encuentro con empresarios antes de sumarse al final de campaña en Cornellà.

No olvida Borrell cómo Iceta le ayudó hace dos décadas a recabar apoyos para ser elegido candidato del PSOE a la Moncloa en 1998. Y por ello quiere devolverle ahora el favor para que pueda lograr ese "centímetro de oportunidad" que algunos veteranos socialistas reclaman para que Iceta pueda llegar a la Generalitat. Desde el PSC se confía en que su vehemencia sirva para convencer a los indecisos que se debaten entre el PSC y Ciutadans, una formación con la que Borrell reclamó "no cerrar ninguna puerta" tras las elecciones.