MITIN EN MATARÓ

Rajoy saca pecho del 155 y da por acabado el 'procés'

El presidente del Gobierno advierte de que "ahora todo el mundo sabe cuando se aplica" la Constitución

Albiol se erige como el líder de la "verdadera oposición" al independentismo

Rajoy ha subrayado hoy que el artículo 155 de la Constitución se está aplicando con total normalidad. / EFE VÍDEO

Se lee en minutos

Júlia Regué

Tres días antes del pistoletazo de la campaña electoral, el presidente del GobiernoMariano Rajoy, regresó este sábado a Catalunya para mostrar su apoyo al candidato de los populares, Xavier García Albiol, y vanagloriarse de haber abanderado la activación de las medidas para frenar el 'procés'.

Presentado por uno de los militantes como "la persona que ha hecho posible que todos podamos respirar un poco más tranquilos", Rajoy sacó pecho como impulsor de la aplicación del 155 y aseguró que este ha sido el primer paso de la "solución a tanto despropósito". Asimismo, avisó de que, tras su activación en Catalunya, este artículo "ha dejado de ser un fantasma jurídico para convertirse en una realidad" y advirtió que "ahora todo el mundo sabe lo que es y cuando se aplica".

El presidente del Ejecutivo resolvió que el uso de la Constitución ha contribuido a "serenar" la vida política, a "recobrar" la legalidad y a "recuperar" la confianza y dio por terminado el proceso soberanista: "Ya ha acabado y ha acabado mal", sentenció. 

En una comida-coloquio en el Hotel Atenea Port de Mataró (Maresme), Rajoy mantuvo que los comicios del 21-D permiten "romper el ensimismamiento y abrir ventanas para dejar que corre el aire" y llamó a acabar en las urnas con un Govern que "solo se ha preocupado de sus propias ensoñaciones, quimeras y fantasías para imponérselas a los demás". Aludiendo a Puigdemont, recomendó "elegir bien a los enemigos porque si no se puede tener problemas" y evitar la crítica a la Unión Europea.

"Seguir el camino que ha señalado el 155"

Arropado por la ministra Dolors Montserrat y el delegado del Gobierno en Catalunya, Enric Millo, entre otros líderes estatales, Albiol agradeció al presidente del Gobierno sus intervenciones para frenar el "cuento independentista", "cuando Ciudadanos decía que era matar moscas a cañonazos", porque ha permitido "mandar a Junqueras y a Puigdemont a su casa, cerrar las 'embajadas' y reformular la cúpula de los Mossos". Por ello, animó a seguir el camino "que ha señalado el dedo del artículo 155". "Que sepas que si es por nosotros puedes seguir con este trabajo en los próximos días porque te lo vamos a agradecer", le lanzó a Rajoy. 

Albiol espetó que su partido representa, a diferencia de las otras formaciones constitucionalistas, "la unión del país, la firmeza y la buena gestión" y que esto es precisamente "aquello que más teme Puigdemont". 

Los populares se erigieron como el único partido de oposición "verdadera" al independentismo y Rajoy realzó la figura de Albiol como candidato tildándole de "valor seguro" y agradeciéndole su "coraje y valentía". "Todo el mundo sabe qué vas a hacer con los votos. Ni te vas a entender con los independentistas ni con la extrema izquierda que acude al Tribunal Constitucional para que no se aplique el 155", dijo en referencia a los 'comuns'. También se dirigió, aunque sin mencionarlo, al PSC, contraponiendo la posición "clara y nítida" del PPC frente a la de "otros" que están teniendo "ocurrencias" en esta precampaña.

A pie de calle

Noticias relacionadas

Antes de participar en el mitin, el presidente del Gobierno y el candidato popular pasearon por la principal calle peatonal de la localidad barcelonesa de Castelldefels. Fuentes de la formación aseguran que fue improvisado y que se decidió tras el aterrizaje de Rajoy en Barcelona. Fueron acompañados por el exalcalde de la localidad y portavoz del PPC en el Ayuntamiento, Manuel Reyes, por el coordinador general del partido, Fernando Martínez-Maíllo, y por la vicesecretaria de Estudios y Programas, Andrea Levy

Por otra parte, tanto Albiol como Rajoy condenaron el ataque de unos desconocidos a una casa de Balsareny (Barcelona) que intentaron incendiar "por tener colgada en el balcón la bandera española". Ambos expresaron su "solidaridad con la familia" y ofrecieron ayuda de la Delegación del Gobierno a los inquilinos.