debate soberanista

Interior envía tres barcos para alojar a los agentes de refuerzo por el referéndum

El ministerio suspende las vacaciones de Policía Nacional y Guardia Civil por el 1-O

La decisión afecta a los agentes que estén en Catalunya entre el 20 de septiembre y el 5 de octubre

El barco Moby Dada, a la izquierda, y el Rhapsody, donde se alojaran miembros de la Guardia Civil y Policia Nacional, atracados en el puerto de Barcelona.

El barco Moby Dada, a la izquierda, y el Rhapsody, donde se alojaran miembros de la Guardia Civil y Policia Nacional, atracados en el puerto de Barcelona. / JULIO CARBÓ

2
Se lee en minutos
ANTONIO BAQUERO / GUILLEM SÀNCHEZ / ROGER PASCUAL / BARCELONA

El Ministerio del Interior dio semanas atrás la orden de reforzar en 1.000 más el número de agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil en Catalunya, que han pasado de 3.000 a 4.000. Como avanzó este diario el pasado día 12, se trata de un incremento que se concentra en las unidades de antidisturbios. Respondía, según remarcaron entonces fuentes policiales, tan solo a una medida con carácter preventivo, aunque claramente vinculada a la convocatoria del referéndum unilateral del 1-O.

Para alojar a estos estos agentes durante el tiempo que deban permanecer en Catalunya, el departamento que dirige Juan Ignacio Zoido ha fletado tres barcos de grandes dimensiones, cruceros de hecho, que este miércoles han atracado en los puertos de Barcelona, dos de ellos, y Tarragona. Los tres buques suman una capacidad para unas 6.000 personas.

La primera de las embarcaciones, denominada Rhapsody, ha arribado al puerto de Barcelona a primera hora del día, con capacidad para más de 2.000 personas, y ha atracado en el muelle de Lepant. Junto a ella se situó por la tarde el ferri Moby Dada, de bandera italiana, que por la mañana había salido de Génova con destino al puerto de Palamós, pero allí se ha encontrado con la negativa de la Generalitat a autorizarle el atraque.

El tercer crucero, el también italiano GNV Azzurra, con capacidad para unas 800 personas, fue amarrado en el puerto de Tarragona por orden del Estado. Fuentes del departamento de Territori aseguraron que si el objetivo de estos barcos es alojar agentes policiales destinados en Catalunya ante la convocatoria del 1-O, el Estado estaría incumpliendo la ley, que no prevé que cruceros hagan las funciones de hotel.

En paralelo, el Ministerio de Interior ha confirmado en un comunicado, coincidiendo con la operación judicial y policial, que ha suspendido todas las vacaciones, permisos, licencias, jornada y reducción de horarios de Policía Nacional y Guardia Civil por el 1-O. Lo ha anunciado en un comunicado en el que explica que se trata para "garantizan el cumplimiento de la decisión del Tribunal Constitucional sobre el referéndum ilegal en Catalunya".

Entre el 20-S y el 5-O

Noticias relacionadas

La suspensión afecta a los agentes destinados o en comisión de servicio en Catalunya entre el 20 de septiembre y el 5 de octubre. Pero, en paralelo, no se descarta que se pueda aumentar todavía más el número de miembros de la Guardia Civil y del Cuerpo Nacional de Policía tienen desplegados en suelo catalán.

Actualmente los representantes de la Guardia Civil y de la Policía Nacional se ocupan, principalmente, de la lucha antiterrorista, contra el crimen organizado y del control de las fronteras. Las dos primeras son competencias que comparten con los Mossos d’Esquadra, que dispone de más de 17.000 agentes y es la única policía que dispone de todas las competencias en Catalunya.